Redacción.- A propuesta del ministro del Interior del Reino de España, el ministro del Interior del Reino de Marruecos y el director de la Seguridad Nacional y director general de la Vigilancia del Territorio han realizado una visita de trabajo a Madrid, el día 30 de marzo de 2016.

En el transcurso de la reunión, celebrada en la sede del Ministerio del Interior español, los responsables marroquíes y españoles se han felicitado por la excelente y ejemplar colaboración entre los servicios de seguridad de los dos países, gracias a los vínculos de amistad y fraternidad entre Su Majestad el Rey Mohamed VI y Su Majestad el Rey Felipe VI.

Las dos delegaciones han expresado su gran satisfacción en cuanto a la eficacia y a los resultados obtenidos en el plano operativo entre los dos países, especialmente en la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado.

Respecto a la lucha contra el terrorismo, las dos delegaciones han alabado en particular la cooperación fundada en un intercambio continuo de información y basado en la confianza así como la organización de operaciones conjuntas y simultáneas, logrando el desmantelamiento de numerosas células terroristas, entre las que se encontraban aquellas dirigidas al reclutamiento y transporte de combatientes terroristas extranjeros hasta las zonas en conflicto.

En materia de la lucha contra el tráfico de drogas, las dos partes han reseñado la eficacia de las medidas tomadas, que han permitido una reducción sustancial del tráfico de estupefacientes utilizando aeroplanos ligeros en el Estrecho de Gibraltar.

En cuanto a la cooperación policial, las dos delegaciones han reiterado su satisfacción en cuanto a la calidad en la colaboración entre los servicios de seguridad de los dos países, especialmente, a través de los Centros de Cooperación Policial hispano-marroquíes, ubicados en Tánger y Algeciras, que constituyen un modelo ejemplar de alianza y de cooperación estrecha y cotidiana entre los servicios policiales.

En materia de gestión de los flujos migratorios, las dos partes, conscientes de la envergadura adquirida por esta cuestión, han reiterado su determinación a promover, juntos, una aproximación global, integrando las dimensiones de seguridad, humanitaria y de desarrollo.

En este marco, el ministro del Interior español ha expresado el enfoque humanitario de la nueva política migratoria marroquí, especialmente, en lo que respecta a la regularización, la integración de los inmigrantes y la protección de personas vulnerables.

Las dos delegaciones han destacado también los esfuerzos desplegados por los dos países para asegurar el buen desarrollo de la Operación Paso del Estrecho 2015 “Transit 2015”, que ha constituido en el ámbito de las operaciones precedentes un modelo de cooperación en la materia, basada en la fluidez, la seguridad y en las medidas de proximidad y de asistencia.

Por otra parte, y partiendo del carácter indisociable de la seguridad en la cuenca mediterránea y en la región del Sahel, marcada por una inestabilidad endémica de la que se nutren las diferentes facciones y organizaciones terroristas y criminales, las dos delegaciones han acordado la necesidad imperiosa de una cooperación regional amplia, que podría consistir en el inicio y la puesta en funcionamiento de acciones colectivas para frenar la amenaza terrorista, actualmente real y cada vez más preocupante.