Redacción | Rota.- Ayer fue otro día duro para la ex Alcaldesa de Rota, María Eva Corrales Caballero, después de que esta semana se dictara la sentencia de la Audiencia Provincial y del Tribunal Supremo, que la condena a cuatro años y medio de cárcel. Y es que Corrales compareció ante los medios de comunicación en el Castillo de Luna de la localidad, sede donde estuvo ejerciendo como concejal y posteriormente alcaldesa desde el año 2003 y hasta 2015.

En su cita con la prensa, puso de manifiesto que la sentencia  “deja claro que ni yo ni los funcionarios condenados nos hemos llevado ni un solo euros del Ayuntamiento de Rota”.


Y con estas palabras se refiere a los estandartes que se cuelgan de los edificios en sus fiestas patronales, de los trajes típicos de los maceros y de las bandas de las damas de las fiestas. Unos trabajos que asegura, “se hizo, se entregó y se pagó”. Una práctica como recalca Corrales, que “se venía haciendo desde hace 28 años, por el mismo funcionario y con distintas corporaciones municipales a lo largo de todo este tiempo”.

Corrales apunta que estos trabajos realizado ascienden a 50.000 euros repartidos en siete años, o lo que es lo mismo 500 euros al mes durante este periodo de tiempo. Así lo explicaba, según ella para que se viera la dimensión de las cantidades en el tiempo. Es más volvió a puntualizar que “era un sistema que no lo inventamos nosotros, que se estaba haciendo con normalidad y que nos parecía que estaba bien y lo seguimos haciendo”.

Eva Corrales: “La sentencia del TS demuestra que no me he llevado ni un sólo euro”

Visiblemente emocionada, y triste por los acontecimientos, aseveró que ni en su periodo como concejal de Fiesta en el Ayuntamiento de Rota, ni como alcaldesa, al igual que ninguno de los condenados “hemos vulnerado la legalidad, siempre buscando la mejor manera de hacerlo y que a las arcas municipales le costara lo menos posible”.

A juicio de la ex Alcaldesa, la sentencia “no da respuesta a todos los argumentos de nuestra defensa en el recurso de casación  porque no indica por qué no es posible encomendar un trabajo a un funcionario municipal si sabe hacerlo y hay leyes que lo permiten”.

En resumidas cuentas, María Eva Corrales, ex Alcaldesa de Rota, insiste en que la sentencia no deja claro que no se ha llevado ni un solo euros de los roteños. Un asunto que partidos políticos y medios de comunicación, han puesto en cuarentena desde que este caso saliera a la luz hace unos años. Ahora Corrales pide a los mismos, una reflexión ya que las acusaciones vertidas, ha destrozado a una persona y por consiguiente a su familia, por hacer algo que creían correcto después de que esta práctica se viniera realizando desde hace 28 años.

Por su parte María Eva Corrales, informó a los allí presentes que van a recurrir la sentencia ante el Tribunal Constitucional en un recurso de Amparo, y ha añadido que “llegaremos hasta el final, hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos si hiciera falta para demostrar mi inocencia y la de todo los funcionarios”.

Apoyo generalizado a la ex Alcaldesa

Corrales estuvo acompañada por miembros de su partido como Auxiliadora Izquierdo, Óscar Curtido o Francisco Coberto. Lo únicos que asistieron del Partido Popular de Rota, del resto de compañeros no se ha tenido noticias, o por lo menos allí no acudieron. No sabemos si por disconformidad o porque había otros asuntos de mayor envergadura que le impidieron asistir al castillo para la comparecencia de María Eva. Aunque esta ausencia no importó en absoluto, ya que la misma tuvo más apoyos durante su aparición mediática. Miembros de Roteños Unidos, también mostraron su apoyo moral a la ex Alcaldesa, acudiendo a la convocatoria como fueron Lorenzo Sánchez, Montemayor Laynez o María Ángeles Sánchez. Eso sí, no hay que dejar pasar por alto el cariño de los ciudadanos allí presente que carteles en mano con mensajes de apoyo, abarrotaron la sala de exposiciones donde se celebró la rueda de prensa.

Abrazos, lágrimas y sobre todo cariño, fue la tónica dominante tras la finalización de la rueda de prensa. Imaginamos que la más desagradable que ha tenido que protagonizar la señora Corrales, desde que entró en política. Ahora fuera de ella y con la sentencia en mano, ha tenido que coger el toro por los cuerno para  intentar limpiar su honor y demostrar así su inocencia. Algo muy difícil después de tantos años de dimes y diretes, entre unos y otros.

Momentos muy delicados los que está viviendo la ex Alcaldesa y su entorno más cercano. Un auténtico atentado a su persona y honor, como apuntan los más allegados a la ex regidora, la cual peleará con uñas y dientes para hacer justicia de este asunto. Porque esto aún no ha terminado.

Compartir con: