publicidad


Germán Beardo quiere agradecer públicamente el excepcional trabajo realizado por el Grupo Q, que transforma las ruinas en una bonita postal de velas náuticas y jardinería para la entrada de la Bahía

El alcalde de El Puerto, Germán Beardo, informa de la finalización de la construcción de la Rotonda de Puerto Norte, que elimina de uno de los accesos más importantes de la ciudad un símbolo del abandono y decadencia de los últimos tiempos.

La nueva rotonda, que ha ejecutado el Grupo Q y que gracias a la colaboración público privada no le ha costado ni un céntimo de euro a los portuenses, cambia totalmente la imagen de la una de las entradas principales a El Puerto, sustituyendo la imagen ruinosa que presentaba la antigua glorieta de 501, tras sufrir un accidente un camión el 15 de septiembre de 2017, por una estampa marinera que da la bienvenida a la localidad.

La nueva rotonda pasa a denominarse rotonda de El Puerto Norte y conjuga elementos propios de El Puerto de Santa María tales como la vela, el mar o la bahía. 

De esta manera, la rotonda cuenta con varias velas en acero corten, con tres partes bien diferenciadas, en la que tres metros de ancho de todo el perímetro está compuesto por grava y con una zona central de piedra imitando al mar. Mientras que en el resto del espacio disponible mezcla zonas de macizos con vegetación y pradera verde.

Germán Beardo quiere agradecer públicamente el excepcional trabajo realizado por el Grupo Q, que transforma las ruinas en una bonita postal de velas náuticas y jardinería para la entrada de la Bahía.