publicidad


01 La Consejería de Fomento y Vivienda ha finalizado los trabajos de cimentación de la estación de autobuses de Cádiz, que se sitúa en terrenos de Adif en la avenida de Astilleros, junto a la estación ferroviaria. En este punto de la Plaza de Sevilla coincidirán, en un futuro, las estaciones de ferrocarril, autobuses, tren tranvía, catamarán y la red ciclista de la ciudad, conformando un centro intermodal de enorme interés en el mapa de la movilidad sostenible de la Bahía de Cádiz.

Tras los trabajos de acondicionamiento y accesos al solar, en las últimas dos semanas se han llevado a cabo las tareas de hormigonado de la losa que soportará la futura terminal de autobuses. En esta semana han comenzado los trabajos para levantar la cimbra para la ejecución de los pilares y la cubierta de la estación, que albergará tanto andenes como vestíbulo principal.

Según el diseño del edificio, esta dotación será construida en hormigón armado y ocupará una superficie edificada de 2.730 metros cuadrados, donde se ubicará una sala de espera, otra de control, tres taquillas, una dependencia para información y consigna, aseos, almacén y área para concesión de bar o máquinas de venta.

La estación dispondrá de ocho dársenas para el estacionamiento de autobuses convencionales y dos instalaciones más destinadas a vehículos articulados, todos ellos con sus respectivos andenes. El nuevo equipamiento tendrá una entrada para peatones, así como un acceso y una salida para los autobuses. La estación de autobuses estará conectada con la estación de ADIF y tendrá acceso a aparcamientos de bicicletas y de coches.

Las obras, que comenzaron en el mes de noviembre del pasado año, tienen su previsión de finalización en el mes de octubre y requieren una inversión de 2,8 millones de euros, incluida la instalación de las marquesinas del tranvía de la Bahía de Cádiz, cofinanciada con FEDER de la Unión Europea.

Con la futura estación, la Consejería de Fomento y Vivienda pretende contribuir al uso del transporte colectivo público y de bicicleta, dotando a la ciudad de infraestructuras que permitan un cambio radical en el modelo de movilidad, donde actualmente son los coches los principales protagonistas.