Redacción | Puerto Real.- El Ayuntamiento ha decidido reestructurar el servicio de transporte urbano, si bien se está trabajando para buscar un equilibrio entre el enorme coste que tiene para el municipio y la necesidad social de mantenerlo.

El contrato actual finaliza el 31 de mayo. A partir de esta fecha se va a mantener el servicio de manera provisional sin realizar una nueva licitación, aunque aún se estudia si la propuesta del Ayuntamiento va a entrar en vigor durante ese periodo provisional o bien habrá que esperar a que el servicio se licite de nuevo.

El gobierno local ha argumentado que la situación de las arcas municipales obliga a la adopción de medidas de contención del gasto, entre las que se encuentra la reestructuración de este servicio,  que se articulará garantizando su mantenimiento en aquellos ámbitos donde la demanda del servicio presenta un marcado carácter social.

La idea básica que se está barajando es que el autobús interurbano pueda usarse para dar cobertura a la ciudad en el eje este-oeste, incluyendo los desplazamientos desde el Río San Pedro hasta el Marquesado, pasando por el Hospital, sin que suponga un esfuerzo económico al usuario, ya que tendría precio de urbano.

La última reestructuración del servicio de transporte urbano realizada en 2011, con un planteamiento similar al señalado para el eje este-oeste, así como otras modificaciones, supuso un ahorro en la factura del servicio para el Ayuntamiento en torno a los 300.000 euros anuales. La propuesta que se hace ahora -compensar al Consorcio de Transportes la diferencia de tarifa entre el urbano y el interurbano- implica un esfuerzo financiero notablemente menor, al situarse en 25.000 euros de media anual.

Otra de las consecuencias positivas, además del ahorro, de esta propuesta, es el aumento de  las frecuencias y un mejor servicio en fines de semanas, en comparación con los servicios que se vienen prestando en la actualidad con el transporte urbano.

No obstante, el Consorcio de Transportes actualmente no presta servicio regular a las barriadas de la Chacona y Meadero de la Reina. Con el fin de suplir esta carencia, se contempla la creación de un servicio municipal que cubra las necesidades básicas de transporte para dar comunicación a los puertorrealeños que viven en esas zonas. Este particular se está estudiando técnicamente y se está recabando la opinión de los implicados.

Asimismo, también se estudian alternativas a la conexión con el cementerio los fines de semana, porque la actual línea resulta inviable por la relación entre su coste y la demanda. Las opciones pasan por la conexión mediante el tren, ya que la estación de las Aletas se encuentra a 450 metros, y con mejoras futuras de los accesos peatonales.

La propuesta también incluye el aumento del billete. La propuesta es que pase de 0,70 a 1 euro el billete sencillo y de 0,50 a 0,70 con el bono y cuando se use el interurbano. Un ligero aumento que entra dentro de lo razonable si comparamos con precios de nuestro entorno y si tenemos en cuenta que la tarifa no se sube desde el 2003. En cualquier caso está lejos de cubrir los costes totales del servicio, pues entonces el billete tendría que costar unos 4,5 euros por viaje.