La diputada de Turismo, Mari Loli Varo, ha lamentado el “ejercicio de irresponsabilidad” del portavoz del PP en la Diputación y ex presidente de la Corporación Provincial, José Loaiza, quien “después de todo un mandato de cuatro años sin preocuparse por los trabajadores de Tugasa, su primera manifestación al respecto desde la oposición ha sido para intentar llevar la inquietud a la plantilla sobre el futuro de sus empleos”. A juicio de la diputada, resulta “incomprensible” que el señor Loaiza y su entonces diputada de Turismo hayan salido a la palestra para criticar que “este Gobierno haya tomado la única decisión posible para garantizar la pervivencia de los 120 empleos de la empresa y la propia red de hoteles de la actual Tugasa”, como es proceder a su liquidación y al impulso de una nueva empresa pública que garantice los puestos de trabajo y la propia actividad hotelera.

“En apenas cuatro meses de gestión, este Gobierno ha tomado una decisión que garantiza el futuro de los hoteles de Tugasa y de sus trabajadores”, ha explicado, para recordar que esa decisión choca frontalmente con “cuatro años de pasividad y de condenar a esta empresa a la ruina y a una liquidación por derribo”, en opinión de la diputada provincial. “Lejos de alegrarse de que hayamos dado con la fórmula para asegurar la pervivencia de estos empleos y de estos hoteles, quienes hasta hace apenas unas semanas tenían la responsabilidad de haber hallado una salida para Tugasa prefieren tratar de sembrar la inquietud entre la plantilla y emborronar una solución que no solo es la única, sino que además es buena en sí misma”, ha relatado.


Mari Loli Varo ha destacado igualmente la “constante relación” que el Gobierno provincial mantiene con los representantes de la plantilla de Tugasa, que no solo son “conocedores de esta solución desde el primer momento que se puso sobre la mesa el pasado mes de septiembre”, sino que están también informados del estado en el que se encuentra “cada uno de los hoteles en su dependencia de cada ayuntamiento, en aquellos casos que tengan relación con los mismos”.

En la actualidad, únicamente dos de los nueve hoteles bajo la enseña de Tugasa son propiedad de la Diputación (los de El Bosque y Olvera), mientras los siete restantes pertenecen a los ayuntamientos de cada municipio (Algar, Castellar, Medina, Setenil, Vejer, Villaluenga y Zahara de la Sierra). Ahora son esos consistorios quienes deben decidir si, como se les ha ofrecido desde la Diputación, optan por la cesión de los mismos para que pasen a ser gestionados por la nueva empresa.

Como se recordará, la presidenta de la Diputación, Irene García, trasladó el pasado 22 de septiembre tanto a los alcaldes de los municipios con hoteles de Tugasa como a los representantes de la plantilla la decisión del Gobierno provincial de garantizar la viabilidad de estos establecimientos y el mantenimiento de sus puestos de trabajo.

En un contexto marcado por la obligación de que la sociedad entrase en disolución antes del final de año como consecuencia de los negativos resultados económicos de los últimos ejercicios, alcaldes y trabajadores conocieron el plan de futuro elaborado por el Gobierno provincial, que básicamente consistía en la creación de una nueva empresa pública con capital totalmente en manos de Diputación que integre los establecimientos y se haga cargo del personal de los mismos.

La nueva fórmula planteada por el Gobierno provincial pasa por una nueva gestión de los establecimientos, de manera individualizada y apostando por la calidad de la oferta de los mismos y por la especialización de cada uno de ellos. Esta nueva empresa, con capital íntegramente público en manos de la propia Diputación, será la encargada de gestionar estos establecimientos y de hacerlo además de forma individual, apostando por la calidad de todos ellos y por la especialización de cada uno de los mismos, ya sea en virtud de su contenido temático o del público al que se dirijan.

“El compromiso de este Gobierno es firme y ni se va a mover ni un milímetro por estos intentos de frustrar una buena solución y de tapar la ineficacia de los últimos cuatro años. Los hoteles de Tugasa van a mantenerse abiertos y en manos públicas como elementos esenciales para el desarrollo del sector turístico en los pequeños pueblos de esta provincia, y los empleos se van a mantener”, ha afirmado la diputada.

La responsable de Turismo en el Gobierno provincial ha lamentado que su antecesora en el cargo “aparente ahora una falsa preocupación por los trabajadores de Tugasa después de no haberles recibido ni escuchado cuando era su responsabilidad”. Y ha preguntado públicamente tanto a ella como al hoy portavoz del PP en la oposición “por qué, en lugar de sembrar dudas sobre el futuro de Tugasa, no explican qué hicieron ellos por garantizar su viabilidad, y especialmente si conocían que la Diputación carecía de título jurídico alguno respecto a siete de los nueve hoteles de la sociedad. Y, en el caso de que conocieran esa circunstancia, por qué no tomaron medida alguna para regularizar esa situación”.

Finalmente, Mari Loli Varo ha censurado que “los mensajes de los agoreros no solo traten de generar la inquietud entre los trabajadores sino, en un último y desesperado intento por dar la puntilla a Tugasa, busquen afectar negativamente a dos de los momentos claves para la actividad de estos hoteles, como son el puente de la Constitución y la campaña de Navidad y Año Nuevo”.

Compartir con: