Redacción | Cádiz.- La secretaria general del PSOE de Cádiz y presidenta de la Diputación provincial, Irene García, ha salido al paso de las declaraciones efectuadas hoy por el alcalde de Cádiz, José María González Santos, en las que “lejos de retractarse tras haber ido muy lejos” comparando la sanidad andaluza con la de Venezuela, “ha tratado de desviar la atención con el argumentario que Podemos y Pablo Iglesias viene esgrimiendo respecto al uso de Venezuela en la campaña electoral para difuminar la estrecha colaboración que ha existido entre el régimen chavista y la formación morada cuyos dirigentes han cobrado por asesoramientos diversos”.

“El único que ha introducido ese debate que daña a Andalucía ha sido él, con mucha maldad y poco acierto, así que lo menos que podía hacer es retractarse y pedir perdón en lugar de echar las culpas a los demás de su propia ineficacia, como siempre suele hacer”, le ha recomendado, instándole a que “piense las cosas antes de decirlas y no trate de matar al mensajero como hace constantemente con los periodistas a los que responsabiliza de sus males”.


Así, las cosas, sostiene García que “la prueba más evidente es que ha convertido su entrevista de hoy sobre el balance de gestión de un año en una arremetida contra la presidenta de la Junta, Susana Díaz, cuando lo propio hubiera sido que hubiese hablado los proyectos que ha sacado adelante en este tiempo pero no puede porque detrás de esa gran máscara de Carnaval que es Kichi no hay nada”.

“Los gaditanos aún siguen esperando que les dé explicaciones sobre lo que ha hecho estos doce meses en los que ha contado con una oposición constructiva, con muchas ideas y proyectos por parte del PSOE que ha ido despreciando desde esa mirada mesiánica que todo lo conduce en el Consistorio gaditano”, ha señalado García advirtiéndole de que “o cambia y empieza a trabajar por la ciudad, con proyectos reales por los gaditanos o el PSOE le retirará su confianza porque hay muchos colectivos desfavorecidos que, como sucede a nivel nacional con Podemos, confiaron en sus promesas y a los que dolorosamente han decepcionado y el PSOE velará por ellos porque apostó por un cambio necesario que hasta ahora no hemos visto en la capital gaditana”.

“Presume de tener buena relación con los delegados territoriales, lo que debería ser algo normal y no un argumento contra nadie, pero la realidad es que de bien poco le sirve porque no es capaz de sacar adelante nada”, añade y pone de ejemplo “multitud de cuestiones que son competencia exclusiva y donde tampoco existe gestión municipal como los cortes de luz y agua que se siguen produciendo, igual que los desahucios y lanzamientos que no cesan, no va a municipalizar el servicio de socorrismo, ni ha dedicado dentro del presupuesto el 0,5 por ciento a eliminar la infravivienda”. “Tiene paralizados grandes proyectos como el mercado gastronómico, el polígono exterior de la Zona Franca, el pabellón portillo, la reordenación de la plaza Sevilla, el Museo del Carnaval o la integración de Puerto América en la ciudad”, ha apuntado Irene García que insta al alcalde gaditano a “centrarse en resolver los numerosos problemas que tiene la ciudad de Cádiz”.

Compartir con: