Establecer un protocolo de trabajo común, institucionalizar unos canales de comunicación coordinados y compartir recursos para poder llegar a la población joven de toda la provincia son las principales líneas de trabajo del encuentro que han mantenido en la Diputación su presidenta, Irene García, y el director del Instituto Andaluz de la Juventud, IAJ, Francisco Pizarro.

Esta primera reunión entre ambos ha servido para hacer una puesta en común de diferentes actuaciones que las dos instituciones ponen en marcha en materia de juventud que permitan establecer líneas de colaboración. Se trata de atender a cada provincia conforme sus propias singularidades y aprovechar los recursos de quienes mejor conocen la realidad de los jóvenes, porque acreditan una larga trayectoria de experiencias en este campo. En este sentido, la de hoy es la primera reunión de Francisco Pizarro con responsables de  las ocho diputaciones andaluzas, con quien va a  mantener una ronda de encuentros.


Irene García ha puesto a disposición del IAJ su red de contactos y recursos con municipios menores de 20.000 habitantes y Entidades Locales Autónomas, ámbito competencial prioritario de la Diputación, una red que se ha ido elaborando y perfeccionando a lo largo de años de trabajo. De esta manera se podrán establecer mecanismos para diseñar o hacer seguimiento a programas en común y complementar la oferta para satisfacer la demanda real de la población joven de la provincia. Para ello se va a crear una comisión de seguimiento en la que estén representados la delegada de Juventud de la Diputación, Isabel María Moya, y el coordinador provincial de IAJ en Cádiz. La intención es abrir vías de diálogo con otras instituciones relacionadas con la juventud, como puede ser la comunidad educativa.

Entre los aspectos prioritarios de actuación común en materia de juventud figuran la formación, el empleo o el emprendimiento, sobre las que el IAJ organiza diferentes programas, como la Red de Centros de Información Juvenil, o la red Forma Joven. La Diputacion de Cádiz también atesora experiencia en programas a través de sus ayudas anuales para proyectos de juventud, el trabajo desarrollado por redes de dinamización o la puesta en marcha de canales de participación ciudadana, como son los consejos territoriales.

Irene García y Francisco Pizarro han coincidido en señalar la importancia de desarrollar en estos momentos políticas favor de la población joven, uno de los segmentos de la población más castigado por la crisis.

Compartir con: