publicidad


La Guardia Civil ha desarticulado dos importantes puntos de venta de droga en Chiclana de la Frontera, ubicados en dos domicilios de un mismo edificio, situado a escasos metros de un colegio de infantil y primaria, por lo que las vigilancias que los guardias civiles realizan dentro del denominado “Plan Director para la convivencia y mejora de la seguridad en los centros educativos y sus entornos”, dieron la primera voz de alarma. La intervención realizada esta mañana, y tras realizar un registro en cada domicilio ha permitido a la Guardia Civil la detención de los dos responsables de la actividad y la incautación de numerosas dosis de cocaína, «rebujo», hachís y marihuana, así como dinero fraccionado fruto de las ventas de estupefacientes, material para la manipulación y corte de la droga y varias piezas de joyería con las que los adictos podrían haber pagado sus dosis. Los dos detenidos habían montado los puntos de venta de droga ocupando de manera ilegal ambos domicilios propiedad de una entidad bancaria.

La operación comenzó cuando la Guardia Civil de Chiclana tuvo conocimiento de la existencia de dos puntos de venta de drogas, que se situaban en las proximidades de un colegio de infantil y primaria de la localidad, provocando tensión y malestar entre los padres de los alumnos y vecinos, dado que sobre todo en uno de los casos se habían provocado reyertas en las que incluso se habían utilizado carabinas de perdigones.

Ante esta situación la Guardia Civil reforzó los dispositivos de vigilancia que se realizan en los centros educativos y sus alrededores, en prevención de consumos y ventas de estupefacientes que puedan empañar el normal desarrollo de la comunidad educativa.

Estas vigilancias, en las que colaboró activamente la Policía Local, dieron como resultado, la interceptación de numerosos consumidores de droga a los que se les intervinieron pequeñas cantidades de sustancias estupefacientes.

En la mañana de hoy, Guardia Civil estableció un operativo policial donde se contó con el apoyo de la Policía Local, y tras obtener los correspondientes mandamientos judiciales de entrada y registro para los domicilios, los guardias civiles del Área de Investigación lo efectuaron de forma consecutiva, hallando numerosas dosis listas para la venta, así como balanzas de precisión, numerosos efectos relacionados con el ilícito negocio, como sustancias de corte, y efectos para la preparación de la droga en dosis, además de dinero fraccionado fruto de las ventas realizadas, e incluso diversas joyas con las que los adictos podrían haber pagado sus compras y que podrían ser fruto de otros ilícitos. es de destacar que en el primero de los domicilios, los agentes se encontraron con que el detenido tenía la puerta asegurada por detrás con dos vigas metálicas para dificultar una posible intervención policial.

Tras las evidencias encontradas en ambos registros, se procedió a la detención de J.N.F. de 25 años de edad, y de A.R.R. de 32 años de edad, ambos vecinos de Chiclana,  los cuales fueron trasladados a los calabozos de la Guardia Civil de Chiclana de la Frontera, todo ello como presuntos autores de un delito contra la salud pública, donde una vez finalice la instrucción de las diligencias pasarán a disposición de la autoridad judicial.