Tras un persecución por carretera, la Guardia Civil ha detenido en San Enrique de Guadiaro, en el término municipal de San Roque, a los dos ocupantes de un vehículo sustraído que se encontraba modificado al modo de los que se usan para el transporte de droga, concretamente de fardos de hachís.

Componentes del equipo de investigación del Puesto Principal de San Roque observó el vehículo estacionado en los aparcamientos cercanos a la urbanización Playa de Guadiaro. Se trataba de un todoterreno que carecía de asientos traseros. Consultada la base informática del Cuerpo, se comprobó que habían denunciado su sustracción en Mijas (Málaga).

En el curso de tales comprobaciones, el equipo de la Guardia Civil también observó cómo un turismo en el que viajaban cuatro varones se aproximaba al todoterreno y dos de sus ocupantes se subían al mismo, abandonando posteriormente los dos vehículos el lugar a gran velocidad.

Los Guardias Civiles dieron el alto a ambos vehículos, pero sus conductores hicieron caso omiso a la señales de detención e iniciaron una huida a través de la autovía A-7 en dirección a Algeciras.

En su huída, el todoterreno se desvió hacia la pedanía de San Enrique de Guadiaro, conduciendo de forma temeraria y poniendo en grave peligro al resto de usuarios de la vía, con el fin de despistar a los agentes actuantes.

Finalmente fue interceptado por patrullas de la Guardia Civil en el carril del camino al recinto ferial. Sus dos ocupantes trataron de huir a pie sin éxito, resultando detenidos y puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Actualmente se está efectuando investigaciones para detener a los ocupantes del otro vehículo que se dio a la fuga.

Compartir con: