publicidad


En el último episodio protagonizado por el detenido, llegó a amenazar de muerte a los viandantes esgrimiendo un cuchillo de cocina de grandes dimensiones, causando gran alarma ya que en 2003 cometió un homicidio en la localidad con un arma similar

La Guardia Civil ha detenido en Chiclana de la Frontera a un vecino como presunto autor de un delito de amenazas con arma blanca y desordenes públicos, todo ello tras amenazar de muerte a los viandantes esgrimiendo un cuchillo de cocina de grandes dimensiones, causando gran alarma ya que en 2003 cometió un homicidio en la localidad con un arma similar. Días atrás, fue detenido por los guardias civiles encargados del Plan Protege, tras amenazar a los profesionales sanitarios del Centro de Salud El Lugar, y causar un gran revuelo mientras esgrimía un cuchillo de cocina. tras esta última detención, la autoridad judicial ha decretado su ingreso en prisión.

La primera detención se produjo el pasado día 3 de julio, cuando este vecino accedió al Centro de Salud El Lugar de Chiclana, mientras increpaba a los médicos y usuarios gritando que iba a autolesionarse o a lesionar a quien se le acercara mientras amenazaba a los presentes con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones que portaba, viviéndose momentos de gran tensión entre los usuarios, que respiraron aliviados al personarse una pareja de la Guardia Civil que se encarga del Plan Protege, quienes procedieron a arrebatar el arma para impedir ser agredidos, llevando a cabo su detención.

Tras quedar en libertad con cargos por estos hechos, en la tarde del pasado día 20 de julio, comenzaron a llegar avisos a la Guardia Civil en el sentido de que en la calle Alcalá, un individuo blandiendo un cuchillo de cocina amenazaba a los viandantes, a los que tenía aterrorizados, pues gritaba mientras mostraba el arma que “había estado ya en la cárcel y que le daba igual todo”, por lo que varias patrullas de la Guardia Civil acudieron de forma inmediata al lugar.

Una vez que se percataron de quien se trataba, se intentó dialogar para que depusiese su actitud, siendo imposible razonar con él, por lo que de forma inmediata se le redujo, se le arrebató el arma y se procedió a su detención. El temor entre los usuarios de la vía no carecía de fundamento, ya que el detenido es conocido en la localidad porque en diciembre de 2003, cometió un robo con violencia en un local de copas, donde tras llevar a cabo el robo propinó una puñalada en el tórax al propietario del establecimiento que le causó la muerte, motivo por el que ha estado varios años cumpliendo condena en centros penitenciarios.

El detenido fue trasladado a dependencias de la Guardia Civil, para la confección de las oportunas diligencias, siendo puesto a disposición del titular del Juzgado mixto núm. 5 de los de Chiclana de la Frontera, en la mañana de ayer día 22 de julio, decretándose su ingreso en el Centro Penitenciario de Puerto II.