Ascensión Hita
Ascensión Hita

La delegada municipal de Hacienda, Ascensión Hita, ha salido hoy al paso de las declaraciones realizadas por concejales del PSOE, donde acusan al Ayuntamiento de aumentar la deuda con los bancos. Así, ha declarado que “este Gobierno prefiere deber dinero a los bancos y pagar a las empresas de Chiclana, para que no tengan que cerrar como ocurría con José María Román”.

Hita ha subrayado que “lo que hemos hecho, a través de los tres planes de pago a proveedores a los que nos hemos acogido, es trasladar la deuda con las entidades bancarias para pagar a las empresas, que son los generadoras de empleo”.

Además, ha manifestado que “dichos planes impulsados por el Gobierno central, y a los que el PSOE siempre se ha opuesto, nos ha servido para trasladar la deuda de los proveedores a los bancos, con lo que los fontaneros, los albañiles, los electricistas y un sinfín de empresas, muchas de Chiclana, han podido cobrar lo que se les adeudaba y mantener la actividad”.

De esta manera, la edil ha recalcado que “la diferencia que puede darse en el incremento de la deuda financiera de 2011 a 2015 se debe al dinero para pagar 60 millones de euros a las empresas de Chiclana, a lo que el PSOE, repito, votó en contra, a pesar de que, tan sólo con el primer pago a proveedores de 42 millones de euros, se benefició a 600 empresas y permitió el pago de más de 5.000 facturas”.

En este sentido, ha considerado “muy importante recordar que el PSOE dejó la Alcaldía con una deuda municipal de 156 millones de euros, y 17 millones de facturas en los cajones, que nosotros nos hemos encargado de ir pagando, con la idea de que  el Ayuntamiento no sea una traba para las empresas y el mantenimiento y la creación de puestos de trabajo”.

La responsable municipal de la parcela económica ha afirmado que “cuando el PSOE gobernaba, no pagaba a nadie”. De hecho, ha recalcado que “el periodo medio de pago a las empresas durante la etapa del PSOE y José María Román en la Alcaldía era de aproximadamente dos años, mientras que nosotros lo hemos bajado a unos 30 días”.