publicidad


materialNuevas Generaciones de Chiclana ha hecho entrega hoy a Hogar de Nazaret de los objetos recibidos a través de la I Recogida de material escolar de NNGG Chiclana, campaña que se desarrolló a finales de la semana pasada y a comienzos de la presente.

En total, han sido casi 500 objetivos los recogidos, “tras una excepcional acogida de la iniciativa por parte del pueblo de Chiclana”, ha manifestado Guillermo Utrera, presidente de Nuevas Generaciones en la localidad. “Ha sido una respuesta que hace resaltar una características que siempre decimos que tiene la gente de Chiclana, la solidaridad”.

publicidad


Utrera ha agradecido “a todos los miembros de NNGG que se han volcado con esta iniciativa y han colaborado, han dado ideas y han trabajo en este proyecto. Alberto Edo, Carmen Andrea, Tamara Fornell, Sara Ahmed, Rafael Cano, Lorena Emperador, Tatyana Caballero, Roberto Rodríguez… Y por supuesto a Esther Aragón, Vicesecretaria de Acción Social encargada de coordinar la actividad”.

“Nos han respondido bien, nos han escuchado y preguntado, donando gran cantidad de material escolar, comprado en tiendas de Chiclana. Damos las gracias a la gente anónima que ha apoyado la campaña y a las dos empresas de Chiclana que han aportado material, Multixero y Ofipapel”, ha afirmado.

Por su parte, Toñi Pérez, en representación de Hogar de Nazaret, ha dado “las gracias a Chiclana y a Nuevas Generaciones, porque gracias a esto muchos niños de Hogar del Nazaret y de la Olla Solidaria van a poder tener materiales para ir al colegio”.

Finalmente, el presidente de NNGG Chiclana ha incidido en el hecho de que “Nuevas Generaciones tiene dos grandes líneas de acción, por un lado, el perfil político, para reclamar al Gobierno local lo que entendemos que son las mejoras políticas para la juventud; y, por otro lado, la vertiente social, que seguiremos llevando a cabo no sólo con recogida de material y de alimentos, sino también trabajando con problemas concretos, tales como personas con discapacidad que necesiten ayuda, jóvenes con falta de recursos para estudiar o acudiendo a Olla Solidaria como voluntarios, entre otras acciones. En definitiva, queremos mantener un contacto directo con la calle para ayudar, y si no es posible, por lo menos, escuchar a la gente”.