Redacción.- El alcalde de la ciudad, José María Román, ha presidido el acto de clausura de la conmemoración de los 50 años de la Riada de Chiclana, celebrado en el Salón de Plenos, en el que se ha rendido homenaje a las fuerzas de seguridad del estado, que prestaron su ayuda aquel 19 de octubre de 1965 y que sin duda contribuyeron a salvar la vida a muchos chiclaneros y chiclaneras. En este evento han estado presentes también diversos miembros de la Corporación, así como los integrantes de la Comisión de la Riada, liderados por el comisario, José Luis Aragón Panés.

Cada uno de los cuerpos y fuerza de seguridad del estado y del ejército han estado representados en este evento por el intendente mayor de la Policía Local, Juan Carlos Castro Núñez; el presidente del Consorcio de Bomberos de la provincia de Cádiz, Francisco Vaca García; el teniente coronel de la Guardia Civil y segundo jefe de la Comandancia de Cádiz, Antonio Carvajal Cantero; el comisario principal y jefe provincial del cuerpo de la Policía Nacional en Cádiz, Antonio Ramírez Rodríguez; el coronel jefe del Centro de Formación de tropa número dos CEFOT de San Fernando y comandante militar de Cádiz del Ejército de Tierra, Fernando Caballero Echevarría, y el general de brigada-general comandante del Tercio de Armada, Antonio Planells Palau. Además, también estuvieron presentes el coronel subdelegado provincial del Ministerio de Defensa en Cádiz, Joaquín Tomás González Fernández, y el subdelegado del gobierno en Cádiz, Javier de Torre Mandri.


Todos ellos han recibo un diploma en reconocimiento y agradecimiento por la encomiable labor desarrollada hace 50 años. Además, fue Aragón Panés el encargado de dar lectura al Decreto de Concesión de este agradecimiento a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. El comisario de los actos de la Riada también hizo un breve resumen de las actividades que durante tres meses se han venido desarrollando en la ciudad para conmemorar esta efemérides.

El alcalde de la ciudad, José María Román, reiteró una vez más su agradecimiento a todas estas personas por la labor que hace 50 años desempeñaron en Chiclana, señalando que, a pesar de esta tremenda tragedia natural, no hubo que lamentar pérdidas humanas, gracias a la pronta colaboración y ejemplos de solidaridad y altruismo de aquellos que no se  vieron afectados por las aguas, a la Guardia Civil y a la Policía Local, las fuerzas de seguridad más próximas. Asimismo y de manera inmediata, ante la magnitud de los hechos, la rápida intervención de la Armada Española con el envío de los helicópteros de la Base naval de Rota, los vehículos anfibios, las lanchas y embarcaciones de la Zona Marítima del Estrecho, sirvió, sin duda, para evitar una mayor tragedia. De la misma manera, fue vital, la actuación del Batallón de Zapadores de la División 21ª del Ejército de Tierra, a los que se unieron miembros de la Policía Armada, el Parque de Bomberos de Cádiz y otras fuerzas provinciales de la Guardia Civil, todos ellos en auxilio a los miles de damnificados de aquel infausto día.

También ha agradecido la participación de todos los chiclaneros y chiclaneras y su implicación y participación en todos los actos que se han venido desarrollando desde el pasado mes de octubre. “Desde este Salón de Plenos del Ayuntamiento de Chiclana quiero agradecer especialmente la participación y la disposición de tantos chiclaneros y chiclaneras en la programación cultural con la que hemos recordado una riada que transformó, en muchos sentidos, nuestras vidas y nuestra ciudad. Sin la participación desinteresada y constructiva de todos ellos no habría sido posible”, ha expresado el alcalde.

El encargado de dar voz a los homenajeados fue el general de brigada-general comandante del Tercio de Armada, Antonio Planells Palau, que tuvo palabras de recuerdo para todos los que aquel y en los sucesivos prestaron sus servicios a los chiclaneros, tanto los miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, como los vecinos de Chiclana. Además, destacó la labor desempeñada aquel 19 de octubre de 1965 por Victoria Baro, en el comedor social en el que se encontraban entonces 27 niños.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre Mandri, reconoció el gran trabajo desempeñado por profesionales y personas anónimas aquel día y puso voz al relato de Juan Carlos Rodríguez, protagonista de aquella Riada.

Compartir con: