A las 11:00 horas de hoy, han tenido lugar en la Capilla de la Base Naval de Rota, las honras fúnebres del capitán de fragata Javier Montojo Salazar, fallecido en aguas de la Antártida el pasado día 2 de marzo. El acto ha sido presidido por la Ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, acompañada por el Secretario de Estado de Defensa (SEDEF), D. Agustin Conde Bajén, y el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), almirante general Teodoro López Calderón, entre otras autoridades militares y civiles.

A la llegada del féretro procedente del Instituto Anatómico Forense de Cádiz, se ha instalado la capilla ardiente en la B. N. Rota para velar los restos mortales del capitán de fragata, con turnos de vela compuestos por cuatro militares, hasta el comienzo de los actos de honras fúnebres.

El acto ha tenido lugar en el hangar núm. 6 de la Flotilla de Aeronaves, que tras incorporarse la Bandera y recibir los Honores de Ordenanza, llegaron las diferentes autoridades que asistieron al mismo y tuvo lugar la entrada del feretro y traslado al túmulo.

El movimiento se realizó a paso lento mientras la Banda de música del Tercio del Sur interpretaba una marcha funebre, y el jefe del equipo de traslado llevaba la prenda de cabeza del fallecido, la misma que colocó a los pies del feretro una vez depositado en el túmulo.

La misa funeral fue oficiada por el Vicario de la Armada, incluyendo canto de la Oración y la Salve marinera. A continuación tuvo lugar la imposición de la Cruz al Mérito Naval con distintivo amarillo, impuesta por la ministra de Defensa sobre el féretro del fallecido.
Tras este emotivo momento, se hizo el acto de Homenaje a los que dieron su vida por España, en el que participaron una Escuadra de Gastadores y Unidad de Guiones, al son de “La muerte no es el final”, a su finalización se realizó una descarga de fusilería.

Despues de entonar el Himno de la Armada, se procedió al plegado de la Bandera que cubria el féretro, que fué entregada por el AJEMA, junto con la prenda de cabeza y condecoración impuesta, a su familia.

Así mismo, se ha colocado un libro de Firmas en la Residencia de Oficiales “Evaristo Díaz” con la finalidad de que las visitas pudiesen expresar sus condolencias, para así, entregar posteriormente a la familia.

Compartir con: