Redacción | Provincia.- La tarde en la provincia de Cádiz, se tiñó de gris y ceniza, junto a un intenso olor a quemado, debido al incendio que desde el pasado viernes mantiene a la provincia de Huelva en estado de alerta.

Fueron numerosos los ciudadanos que desde distintos puntos de la provincia, alertaban a los servicios de emergencia, de la presencia de humo en el ambiente y olor a quemado.


Inmediatamente, se lanzó un comunicado para tranquilizar a la población de lo que estaba ocurriendo. No era nada más que las consecuencias del trágico desenlace que está azotando tierras onubenses.

El fuerte viento que se dejaba sentir en distintos puntos, traía consigo ceniza que caía como una leve lluvia. Los efectos del incendio de Huelva, estuvieron presentes en la provincia desde las cuatro de la tarde hasta las nueve de la noche, aproximadamente.

Compartir con: