Redacción | Chiclana.- La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha inaugurado hoy el nuevo centro de atención infantil temprana (CAIT) en Chiclana de la Frontera (Cádiz), que permitirá ofrecer una mayor cobertura y calidad de la atención que se presta a los menores de 0 a 6 años con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos. El centro cuenta con 115 plazas, frente a las 50 anteriores, habiéndose ampliado su plantilla, los espacios asistenciales, los recursos y las sesiones terapéuticas, que alcanzarán las 10.000 al año y tendrán mayor duración.

La consejera ha destacado el incremento de presupuesto que ha tenido este CAIT en el nuevo acuerdo marco suscrito entre la Consejería de Salud y AFANAS, entidad encargada de su gestión. Concretamente, se ha pasado de casi 73.000 euros a cerca de 174.000 euros en el curso 2016/2017, lo que supone un 240% más.


Álvarez ha tenido también palabras de reconocimiento al Consistorio de la localidad: “Si importante es el presupuesto asignado por la Junta de Andalucía, imprescindible ha sido el espacio cedido y acondicionado por el Ayuntamiento, que permite un trabajo terapéutico en las mejores condiciones, un hecho clave en este tipo de abordaje preventivo”. Y también ha reconocido el papel de AFANAS, por “su apuesta por la calidad de la intervención en Atención Temprana desde que asumió esta prestación en 2009”. Para la titular de Salud, “de todos los objetivos que queremos alcanzar mediante la colaboración entre gobiernos y administraciones, uno de los más importantes es proporcionar las mejores herramientas a los equipos profesionales para que puedan desarrollar su trabajo en las mejores condiciones”.

Marina Álvarez ha subrayado que la Atención Infantil Temprana ha evolucionado mucho en Andalucía, “gracias al interés y el compromiso de entidades como AFANAS, a la prioridad establecida en las políticas de la Junta de Andalucía y al respaldo del Parlamento”. Es este enfoque de cooperación y complementariedad, según ha reiterado, el que “nos ha permitido avanzar en nuestro objetivo común: prestar la atención más adecuada, en el lugar más adecuado y por los equipos profesionales mejor preparados, buscando siempre el mayor bienestar para los niños y niñas y sus familias”.

Espacios y plantilla

El espacio nuevo cuenta con cuatro salas para intervención simultánea de logopedia y psicología (dos de ellas con cámara de Gesell anexa), dos salas para intervención en fisioterapia y psicomotricidad, una sala de apoyo para estimulación multisensorial y aseos adaptados de uso exclusivo diferenciado para personas con discapacidad, niños, familiares y profesionales del centro. Igualmente, dispone de una sala de espera familiar, un despacho, una sala polivalente para reuniones del equipo y actividades formativas.

Las condiciones del acuerdo marco han permitido ampliar la plantilla de profesionales, doblando el equipo con los perfiles y el tiempo de dedicación adecuados: dos psicólogas -una es la coordinadora-, una logopeda, una maestra especialista en audición y lenguaje y dos fisioterapeutas.

Apuesta decidida

La provincia de Cádiz cuenta con un total de 24 centros de atención infantil temprana, con un equipo de profesionales con formación y experiencia en la materia, que se encargan de atender a la población infantil que tiene un trastorno del desarrollo ya establecido o un alto riesgo de desarrollarlo, a través de una intervención profesional especializada dirigida a potenciar capacidades y evitando, o en su caso minimizando, el agravamiento de una posible discapacidad.

Con el nuevo Decreto 85/2016 de 26 de abril, que regula el modelo de Atención Temprana en Andalucía, la Junta de Andalucía ha materializado su apuesta por esta prestación pública. De esta forma, se garantiza atender a más menores, reducir tiempos de espera y aumentar el número de centros y sesiones, para las que también se han establecido diferentes niveles de intensidad.

El decreto por el que se amplía y refuerza la asistencia a estos menores, es una norma que garantiza los principios de universalidad, gratuidad y equidad en la prestación, a la vez que favorece la descentralización y la calidad con unos servicios próximos al domicilio familiar, accesibles y organizados en relación a las necesidades de los menores y sus familias. Su desarrollo supondrá triplicar los recursos económicos hasta alcanzar los 33 millones anuales en 2019.

La norma es una de las más avanzadas a nivel nacional en cuanto a su contenido, incorporando, entre otras novedades, el establecimiento de un tiempo máximo de respuesta de 30 días para la misma y la creación de unidades de atención temprana.

Asimismo, el nuevo modelo de Atención Temprana permite realizar los pagos mensualmente, y según se van validando las facturas presentadas, con el correspondiente beneficio de liquidez que conlleva para las entidades que prestan esta prestación pública. Por tanto, se ha ganado en transparencia y ha clarificado la relación contractual, según han reconocido las propias entidades del sector.

El decreto incluye la exigencia del cumplimiento de una serie de estándares en los procesos asistenciales, apoyados en la mayor evidencia científica disponible, además de incorporar medidas para fomentar la investigación y mejorar el conocimiento de los profesionales implicados.

Compartir con: