Redacción | Barbate.- La Guardia Civil aborta un alijo que se pretendía introducir por el muelle pesquero de Barbate, aprehendiendo 500 kilos, una embarcación de pesca y deteniendo a los tres ocupantes de la misma. Esta actuación ha sido posible gracias a la colaboración ciudadana.

El alijo se interceptó en la mañana de ayer, cuando se recibió una llamada en la que se alertaba de que un pesquero atracado en el muelle de Barbate, podría traer camuflado hachís proveniente de Marruecos.


Los guardias civiles se trasladaron de inmediato al lugar para realizar una inspección, resultando ser cierta la llamada, en el interior del pesquero, se encontraban repartidos 500 kilos de hachís en paquetes de distintos pesos y formas, deteniendo de inmediato a los dos tripulantes, y momentos después al patrón y propietario de la embarcación, todos ellos como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.

Compartir con: