tranviaLa Consejería de Fomento y Vivienda, administración que gestiona el tren tranvía de la Bahía de Cádiz, ha iniciado las primeras pruebas de los diferentes elementos y dispositivos que permiten la gestión y control del tráfico tranviario, entre ellos el enclavamiento, dispositivo instalado en una subestación de San Fernando que procesa toda la información de los semáforos y contadores de eje.

Estos ensayos se están efectuando a través de un puesto de mando provisional, donde se ubica el programa de gestión (software) que garantiza el control y supervisión en tiempo real de la explotación y circulación de las unidades. Esta aplicación concilia toda la información procedente de los diferentes elementos de señalización ferroviaria, entre ellos los semáforos ya instalados en todo el trazado urbano de San Fernando y en el interurbano entre el municipio isleño y Chiclana de la Frontera, así como los contadores de eje, que se instalan en las diferentes paradas, y el mencionado enclavamiento, que procesa la información de la señalización ferroviaria, contenido que luego se canaliza al puesto de mando para la gestión en tiempo real.

El sistema de señalización ferroviaria del que se ha dotado al trazado tranviario ha sido suministrado por Alstom a la empresa que ejecuta este contrato, Telvent Tráfico y Transporte, que se adjudicó el concurso por valor de 18,76 millones de euros. La señalización ferroviaria, que garantiza la circulación de las unidades del tren tranvía en condiciones de seguridad, se complementa con los sistemas de prioridad semafórica y con el sistema de ayuda a la explotación, que da soporte a la gestión en tiempo real de las circulaciones y sus horarios de paso. Estos dos últimos sistemas se encuadran también en el mencionado contrato.

El tren tranvía de la bahía de Cádiz, proyecto cofinanciado con Fondos Feder, consta de un trazado total de algo de más 24 kilómetros de longitud, incluyendo los 14 kilómetros de nueva plataforma tranviaria y los diez kilómetros de la línea férrea entre el Nudo de la Ardila y la estación central de ferrocarriles en Cádiz. A lo largo de su recorrido, este sistema de transportes dispondrá de 21 paradas, de las cuales cinco son las estaciones ferroviarias ya existentes en el núcleo de Cádiz. La población servida se sitúa en 233.500 habitantes, y la estimación de demanda de viajeros en el primer año se prevé en 6,14 millones de usuarios.