Tras convocar  a los miembros de la corporación a comisión extraordinaria para informarles sobre los nuevos pliegos del servicio de recogida, transporte de residuos y limpieza viaria, así como de los servicios técnicos deportivos y servicios auxiliares para el funcionamiento de instalaciones deportivas municipales, con el fin de que antes de finalizar el mes estén aprobados por el pleno, la edil no adscrita, Inmaculada López,  acusa al equipo de gobierno: “de pretender liquidar estos servicios sin dar tiempo material a la oposición para un estudio eficaz de cada uno de los pliegos e informes pertinentes”. Dice textualmente: ” Este equipo de gobierno, espoleado por el señor Francisco Romero, pretende sacar el nuevo contrato de limpieza a prisa y corriendo, no dándonos tiempo para estudiar la propuesta en profundidad. Nos da un margen de dos días al resto de grupos municipales para examinar toda la documentación que se nos presenta y resolver dudas en la correspondiente comisión informativa”.

Para López, siendo este el contrato más importante del Ayuntamiento, y el que más presupuesto conlleva, le resulta completamente inaceptable, aprobar la propuesta de acuerdo que se les ha planteado. No por el contenido, que reconoce no haber tenido aún tiempo de estudiar, sino por la celeridad con la que se pretende tratar el tema.

Inmaculada López recuerda de dónde venimos: “de un contrato que viene generando problemas desde arrancó el mandato, que ha generado quejas entre los ciudadanos y entre los propios trabajadores de la empresa concesionaria del servicio, y que ha generado frustración y falsas expectativas a muchas personas inscritas en la supuesta «bolsa de empleo». Se trata de un proceso, en definitiva, que habría que mirar con lupa, y sin embargo el equipo de gobierno deja un margen ridículo que en absoluto permite un estudio riguroso como el caso requiere. Se hurta de este modo a los representantes de la ciudadanía la posibilidad de desempeñar su cargo con responsabilidad y rigurosidad. Sin duda, es un nuevo golpe en la mesa del Sr. Romero”, asegura.

López hace memoria, y argumenta que el pasado día 16,  tuvo lugar una reunión de la empresa Urbaser y los representantes políticos, para solventar dudas y rumores sobre el funcionamiento de la bolsa de trabajo de la empresa. Reunión motivada por las continuas quejas de los propios trabajadores de Urbaser.

Para la edil, lo  más destacado de la reunión fueron las explicaciones sobre la denominada «bolsa de trabajo», ya que no es realmente una bolsa de trabajo, ni se comporta como tal. Según argumenta, se trata de un listado para cubrir las jubilaciones parciales de la plantilla, en la que en ningún caso se asegura la igualdad de oportunidades, ya que el criterio de baremación ha cambiado recientemente pasando de la antigüedad a la cantidad de días trabajados, con la particularidad de que siempre trabajan los mismos, los que la empresa quiere, por tanto el resto observa que jamás tendrá oportunidades.

En palabras de la concejal Inmaculada López Barrera…”en este puzzle lo que falla no es la empresa, ya que esta tiene libertad para contratar al personal que estime oportuno. Lo que falla es el modelo político de externalización de servicios públicos, quedando demostrado que este modelo político de dejar al albur de la iniciativa privada los servicios públicos ha servido, sobre todo, para garantizar beneficios privados, siempre a costa de los derechos laborales de los trabajadores, y de la calidad del propio servicio”.

“La empresa es libre de contratar a quien quiera, e Inmaculada ironiza diciendo que siempre será mejor ser amigo o familiar de… que tener una gran experiencia en limpieza viaria”, finaliza.

Compartir con: