Ya se ha cumplido más un mes desde la inauguración del puente de la Constitución y los vecinos del Río San Pedro siguen sin recibir respuesta a sus peticiones. Así lo ha denunciado Iván Canca, teniente de alcalde de Urbanismo, recordando que antes incluso de la puesta en marcha de esta nueva infraestructura ya había advertido al equipo de ingeniería de la obra y al Ministerio de Fomento de los problemas que iban a causar las prisas en la apertura del viaducto.

“Al Río San Pedro se le está exigiendo demasiado: tras aguantar años de obras, ahora tienen que soportar el elevado tránsito de vehículos a pocos metros de su casa, ya que la carretera no está dotada de las pantallas acústicas reglamentarias para aminorar los ruidos que se generan. Incluso alguna familia ha tenido que realizar un gasto extra para instalar en sus domicilios sistemas de insonorización para reducir las molestias generadas por el tráfico”.


A Iván Canca le resulta “lamentable que desde una administración pública se desdeñe de esta forma a los ciudadanos, anteponiendo los intereses electorales al bienestar de la gente”. El Ayuntamiento ha reiterado en varias ocasiones que la obra del puente no estaba terminada cuando éste fue puesto en servicio, y que el Partido Popular quiso hacerse la foto en el puente porque la Ley prohíbe la realización de actos de inauguración en el periodo inmediatamente anterior a una convocatoria de elecciones.

Por otra parte el concejal de Urbanismo ha visitado esta semana las obras del segundo puente y ha podido comprobar que se está realizando una “actuación cicatera en los márgenes de la obra. Se están reparando la parte externa de las aceras dejando el resto sin tocar a pesar de las múltiples deficiencias que presentan, especialmente los alcorques del arbolado. Desde Urbanismo ya nos hemos dirigido a la dirección de la obra para que el Ministerio sea generoso con esta barriada, que ha sufrido y sufrirá en demasía los perjuicios de esta obra, y se reparen por completo las aceras.”

Compartir con: