Redacción | Chiclana.- El Ayuntamiento ha instalado cinco radares preventivos colocados principalmente para entornos urbanos e interurbanos. Su función es la de prevenir los accidentes por exceso de velocidad en las vías públicas que presten servicio, informando a los conductores de si la velocidad a la que circulan es adecuada, ayudando de esta forma a corregir posibles excesos. Asimismo, registran y analizan las velocidades de todos los vehículos controlados sirviendo estos datos como base de estudio para establecer medidas correctivas si fuera necesario.

Estas señales son totalmente autónomas energéticamente e incorporan, además de un radar de efecto Doppler, un display electrónico indicador de velocidad en tiempo real, junto con iconos gráficos luminosos que se activan en caso de que el vehículo controlado supere la velocidad permitida en la vía. Este mensaje refuerza a los pictogramas estáticos que figuran sobre material reflexivo de alta visibilidad.

Estos elementos contribuirán de forma decisiva a mejorar la seguridad vial y su carácter no sancionador facilitará la buena aceptación entre los usuarios de las vías, reforzando, además, la capacidad de concienciación en el respeto de los límites de velocidad.

Las vías en las que se ha instalado estas señales electrónicas son la carretera de la Rana Verde (a la altura del Camping de la Rana Verde), carretera de Las Lagunas (en la proximidad del cruce con el callejón de Borreguitos), carretera de Fuente Amarga (en la zona próxima al hotel Fuentemar), carretera del Marquesado (llegando a la nueva zona comercial) y carretera de Carabineros (en la proximidad del cruce con la calle Ceuta).

“Estas zonas en las que se colocan estos radares preventivos suelen ser entornos de conflicto, bien por la concentración de accidentes o bien por lo habitual que es que los conductores sobrepasen el límite de velocidad establecido. Por eso, creemos que es importante la colocación de estos radares para ayudar a prevenir esos accidentes provocados por los excesos de velocidad”, ha destacado el delegado municipal de Tráfico, José Manuel Vera, que también ha señalado que “es fundamental controlar estas zonas por las particularidades que presentan cada una de ellas, como, por ejemplo, la carretera de Las Lagunas, que presenta un tránsito abundante de ciclistas hacia el Pinar el Hierro”.