Costa Cádiz Comunicación

Instalan cámaras de seguridad ante los numerosos actos vandálicos en los ascensores del Puente Chico y Gran Plaza

Instalan cámaras de seguridad ante los numerosos actos vandálicos en los ascensores del Puente Chico y Gran Plaza
14 octubre
15:10 2016

Redacción | Chiclana.- Ante los numerosos actos vandálicos que se han producido en los ascensores del Puente Chico y de la Gran Plaza sobre el río, el Ayuntamiento de Chiclana,  a través de la Delegación Municipal de Vías y Obras, ha instalado tres cámaras de seguridad y vigilancia, una en cada uno de los ascensores de estas dos infraestructuras. De esta forma, el objetivo es evitar que se produzcan nuevos actos vandálicos y, en caso de que producirse, poder identificar a los autores.

PUBLICIDAD

En este sentido, destacar que en lo que va de 2016, el Consistorio chiclanero ha invertido un total de 3.713,08 euros solo en reparar los desperfectos ocasionados en el ascensor de la Plaza Andalucía. Así pues, en enero se procedió a la reparación del techo de la cabina, por valor de 608,33 euros, mientras que entre enero y febrero se arregló la puerta del ascensor y el pasamanos interior de la cabina, cuyo coste fue de 1.680 euros. Además, en julio se repararon la pisadera y la puerta por rotura exterior, lo que supuso un coste de 1.424,75 euros.

A todo esto hay que unir que desde el pasado mes de enero se ha procedido a la limpieza del interior del ascensor, así como a la retirada de piedras de las guías. Algo que no ha supuesto coste alguno, puesto que se ha realizado con personal propio de la Delegación de Vías y Obras. Además, desde el inicio del año hasta ahora, se ha avisado unas 30 veces al servicio de mantenimiento de Schindler, debido a paradas del ascensor por actos vandálicos. Avisos estos que han sido realizados por los técnicos municipales, por la Policía Local y por los propios usuarios de este ascensor.

Por otro lado, en relación a los dos ascensores del Puente Chico, en estos últimos meses se ha invertido un total 1.400 euros para la reparación de cristalería, manivelas y puertas de aluminio, a los que hay que sumar otros 600 euros  por destrozos ocasionados por desencajar las puertas y manipular los pulsadores de llamada del ascensor.

“Queremos apelar al civismo y al comportamiento de los ciudadanos que se dedican a destrozar estas instalaciones públicas y municipales. Así, hemos podido comprobar cómo el ascensor de la Gran Plaza se lleva más tiempo estropeado que funcionando, pese a los esfuerzos que hacemos todos los meses para que esté en uso”, expresa la portavoz del Gobierno y delegada municipal de Vías y Obras, Cándida Verdier, quien recuerda que “todos los meses tenemos que dedicar muchas horas y esfuerzo en arreglar los daños que causan estos actos vandálicos, en vez de emplear el tiempo y el dinero en otras cosas más importantes y necesarias en el municipio”.

Así, la portavoz del Gobierno aclara que, “viendo las continuas incidencias que se producen en estas infraestructuras públicas, hemos tomado la decisión de instalar cámara de seguridad y vigilancia para identificar a los autores de tales actos vandálicos y que están impidiendo al resto de la ciudadanía poder hacer uso de estos ascensores”. “Esperemos que esta medida posibilite la reducción y, si es posible, la eliminación de estos actos incívicos, que están perjudicando a toda la ciudadanía y, en especial, a las personas con movilidad reducida y padres y madres, que tienen que cruzar el río con carros de bebé”, añade.

PUBLICIDAD

Compartir con:

Noticias relacionadas