Redacción | Algeciras.- Guardias Civiles pertenecientes al Servicio Marítimo y al Puesto de San García de la Comandancia de Algeciras en colaboración con la Policía Nacional de la Comisaria de Algeciras, detienen a una persona e investiga a otras tres relacionadas con un delito  contra la salud pública.

Los hechos tuvieron lugar cuando el SIVE detectó una embarcación navegando, dirigiéndose  a la zona de Guadalmesí (t.m. Algeciras) con dos personas a bordo.

Cuando las patrullas terrestres llegan al lugar observan una moto de agua con dos tripulantes y en la orilla a tres personas descargando fardos de hachís que la embarcación llevaba adosada a los laterales.

Al observar la presencia policial, las personas que estaban descargando la droga salen huyendo, adentrándose en una zona urbanizada próxima. La moto de agua emprende huida hacia mar abierto, siendo seguida por la patrullera oficial del Servicio Marítimo de la Guardia Civil.

La moto de agua es perseguida hasta la ensenada de Getares (Algeciras), donde toca tierra y es abandonada por su piloto, que sale huyendo, siendo detenido por las patrullas terrestres en colaboración con una patrulla de la Policía Nacional de Algeciras.

Posteriormente en un dispositivo establecido por ambos Cuerpos Policiales en la carretera Ca-223, Getares (Algeciras),  interceptan el vehículo destinado a la carga de la droga, ocupado por tres personas, uno de ellos el propietario de la moto de agua y los otros dos las personas huidas de la playa.

En el registro realizado en el vehículo hallaron 90 gramos de hachís.

En la playa de Guadalmesí (t.m. de Algeciras) son recuperados cuatro fardos de hachís que arrojaron un peso de 120 kgrs. La moto de agua queda intervenida así como el vehículo utilizado por los huidos.

De los hechos se instruyeron las correspondientes diligencias que en unión del detenido, personas investigadas, moto de agua, vehículo y droga intervenida fueron  puestos a disposición de la Autoridad Judicial.

La rápida colaboración y coordinación entre Guardia Civil y Policía Nacional ha permitido frustrar el alijo y detener e investigar a todos los implicados.