publicidad


Agentes de la Policía Nacional han detenido en El Puerto de Santa María ( Cádiz) a dos personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. Los detenidos son los principales encargados del cultivo marihuana en las localidades de la Bahía de Cádiz y llevándose a cabo dos  diligencias de Entrada y Registro domiciliarios. La investigación ha finalizado con la aprehensión de un total de 2200 plantas de marihuana a punto de recolectar, así como 28 kilos de cogollos de marihuana listos para su exportación, 42.220 euros, tres vehículos de alta gama. Tras ser puestos a disposición judicial los detenidos han ingresado en prisión .

publicidad


La investigación se enmarca en dentro del Plan Verde, para erradicar el reciente boom  del cultivo de Marihuana en la Bahía de Cádiz, donde gran parte de conocidos narcotraficantes están innovando y cambiando sus alijos por el cultivo de esta sustancia. Este tipo de actividad ilícita el beneficio es mucho mayor, no dependiendo de terceras personas y la inversión mucho menor, realizando la defraudación eléctrica a las compañías suministradoras para elevar aun más si cabe los beneficios.

Los investigadores recabaron información sobre uno de los cultivadores más conocido de la zona que con tan solo 28 años poseía que tenía un  chalet en el Puerto de Santa María y otro en Sanlúcar de Barrameda. Entre su patrimonio se encontraban tres vehículos de alta gama y otro que pretendía adquirir  por un importe que superaba los 70.000 euros, compra que pudo realizar debido a raíz de la detención de los mismos

En el registro practicado en la vivienda donde vivía el principal investigado había una  instalación de gran valor para el cultivo de estas plantas y todo tipo de maquinaria necesaria para favorecer el cultivo y el rápido crecimiento de las plantas para lograr cuatro cosechas anuales. La plantación interior contaba con un equipamiento completo destinado para favorecer el crecimiento de este tipo de especie herbácea de la familia Cannabaceae.  Para conseguir el crecimiento natural simulaban la luz solar con varios focos de 1000 watios repartidos por todo el espacio, los cuales estaban regulados para imitar el amanecer y puesta de sol. Así mismo la instalación contaba con equipos de ventilación, filtros y una instalación de climatización de más de 15000 frigorías -con un consumo aproximado de 50.000w- . Además tenían humidificadores y una  gran cantidad de fertilizantes y elementos especializados en el tratamiento y manipulación de la droga entre los que se encontraban maquinas peladoras de cogollos industriales.

El principal investigado  mientras se encontraba custodiado en la Comisaría de El Puerto de Santa María, usó su derecho a comunicarse vía telefónica con una tercera persona, en este caso la llamada realizada fue con su padre. Se da la circunstancia que el detenido requirió a su padre que se personara  en el chalet de Sanlúcar de Barrameda, si bien este se persona en el chalet ubicado en El Puerto de Santa María, creyéndose que era un lugar seguro, con la cantidad de 40.000 euros en una bolsa. Así pues, al ser sorprendido por los agentes que estaban custodiando el chalet ante una posible evasión de pruebas, procedieron a la detención del padre.

Una vez finalizado el atestado policial, los dos detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en El Puerto de Santa María, cuyo titular decreto ingreso en prisión y sin fianza para los dos encartados.