Redacción | Provincia.- Agentes de la Policía Nacional han detenido  una pedanía de San Roque  al propietario de una vivienda donde se ocultaban 2.450 kilos de hachis. La sustancia estupefaciente aprehendida había sido trasladada hasta el lugar en un todoterreno que fue localizado por un indicativo policial en La Linea de la Concepción. La investigación continúa abierta para descubrir al resto de participantes dedicados al trasporte de hachís desde Marruecos hasta la costa del Campo de Gibraltar  a bordo de embarcaciones semirígidas.

La investigación se inició después de que los indicativos radiopatrullas  pertenecientes a la Brigada  Seguridad Ciudadana de la Comisaría de La Línea, observan a un vehículo todoterreno circulando por la avenida de las Industrias de la localidad de La Línea de la Concepción (Cádiz). Los agentes al sospechar que  el vehículo transportara alguna sustancia estupefaciente, debido a que este tipo de vehículo es habitualmente utilizado como vehículo de carga de hachís, trataron de interceptarlo.

publicidad


Los ocupantes del vehículo sospechoso, al advertir la presencia policial huyeron del lugar a gran velocidad, seguidos muy de cerca por las dotaciones policiales hasta que le perdieron la pista en el interior de la barriada Pozo del Rey de Campamento (San Roque). Los agentes realizaron varias batidas por la zona hasta que localizaron el vehículo oculto en el interior de una parcela.

Hasta el lugar se desplazaron los agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado que se hicieron cargo de la investigación. Tras realizar las primeras pesquisas y obtener los mandamientos judiciales se realizaron dos entradas y registros en las viviendas investigadas.  En el interior de una de las viviendas se hallaron  78 fardos  de hachís que arrogaron un peso total de 2480 kilos, y un vehículo todoterreno que figuraba sustraído.

Hasta el momento ha sido detenido el propietario de la vivienda de 52 años de edad, el cual ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de San Roque. La Policía Nacional  continúa con la investigación, no descartándose nuevas detenciones.

La investigación ha sido realizada por agentes de la Policía Nacional adscritos al del Grupo de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Brigada de Policía Judicial, junto con la participación de los Grupos de Atención al Ciudadano (radiopatrullas) de la Brigada de Seguridad Ciudadana, todos ellos pertenecientes a la   de la Comisaría de La Linea de la Concepción.