publicidad


La Guardia Civil de Cádiz, ha intervenido un atún  rojo pescado de forma ilícita, transportado careciendo de cualquier tipo de documentación y etiquetado que acreditara su legal procedencia. Tras ser declarado apto para el consumo humano por las autoridades sanitarias, ha sido entregado bajo recibo al Banco de Alimentos de Cádiz. El denunciado fue  identificado cuando transportaba el ejemplar por carretera hacia el lugar donde iba a ser comercializado. 

Los hechos ocurrieron el pasado día dos de agosto sobre las 11 de la mañana en la carretera N-340 a la altura del kilómetro 55  en el transcurso de un dispositivo de control de personas y vehículos por carretera. 

Los guardias civiles de la USECIA de la 4ª Compañía de Vejer, identificaban al conductor de una furgoneta Volkswagen, y al proceder al registro del habitáculo de carga, encontraron un atún  rojo (Thunnus thynnus), que carecía de documentación que acreditase su legal procedencia, por lo que los agentes actuantes procedieron a su intervención. El animal de casi 200kgs, recibió el visto bueno de aptitud  para el consumo humano, por parte del Colegio de Veterinarios de Cádiz, y fue entregado bajo recibo al Banco de Alimentos de Cádiz para su distribución a centros benéficos. 

Los guardias civiles actuantes, con el apoyo del SEPRONA, formularon las correspondientes denuncias ante  el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, por infracciones graves a la ley 3/2001, que regula  la pesca marítima, interviniendo también la furgoneta en la que se transportaba el atún incautado.