Diputación y Subdelegación del Gobierno han acordado continuar con el programa que financia obras de mejora en casas cuartel e instalaciones de la Guardia Civil en la provincia de Cádiz. La responsable del área de Cooperación Local, Innovación y Desarrollo de Diputación, Encarnación Niño, ha confirmado este respaldo técnico y económico en el curso de un encuentro mantenido con el secretario general accidental de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, Manuel Ángel Léon y con los comandantes de Personal y Apoyo de las Comandancias de la Guardia Civil en Cádiz, Rubén Rodríguez, y Algeciras, Juan Carlos Lafuente.

Esta cooperación se regulará en un convenio que, por parte de Diputación, suscribirá su presidenta, Irene García. En dicho documento se expresarán las obras que contarán con la cobertura financiera de la institución provincial, cifrada en 150.000 euros. Este fondo se destinará a 21 obras, en instalaciones radicadas en 14 municipios. La aportación de Diputación se empleará en unidades y acuartelamiento de las dos Comandancias, localizadas concretamente en: Rota, El Puerto de Santa María, Jerez, Ubrique, Arcos, Prado del Rey, Vejer, Barbate, Alcalá de los Gazules, Castellar, Facinas (Tarifa), Jimena, Algeciras y Los Barrios.

Desde la Administración General del Estado se destinarán otros 150.000 euros, que permitirán completar la inversión conjunta de 300.000 euros. Encarnación Niño y los representantes de la administración estatal mostraron su conformidad con la ejecución de las intervenciones contenidas en el último convenio.

Diputación y Guardia Civil mantienen una estrecha relación desde el año 2002, cuando se suscribió el primer acuerdo para la reparación de casas cuartel e instalaciones de la Benemérita con especial incidencia en los servicios localizados en el ámbito rural. Desde entonces se suscriben convenios para llevar a cabo dichas reformas, financiadas a partes iguales entre Diputación y el Ministerio del Interior.

Estos acuerdos se justifican en la mejora de la calidad de vida de los agentes y sus familias, en beneficio de la calidad de un servicio que atiende diferentes ámbitos: protección del orden público, vigilancia del tráfico, preservación de la naturaleza, así como la conservación de recursos hidráulicos o forestales, entre otras competencias.