Agentes de la Policía Nacional han investigado en Jerez de la Frontera (Cádiz) a seis personas como presuntos autores de un delito de simulación de delito. Los investigados simularon ser víctimas del robo con violencia durante la celebración de la Feria del Caballo de Jerez, para cobrar de forma ilícita una indemnización por parte de su póliza de seguro ya que las aseguradoras que no cubren el hurto o extravío de los teléfonos móviles pero si los casos de robos en los que se emplee violencia o intimidación.


Las investigaciones se iniciaron a raíz de las denuncias interpuestas en la Comisaría de Jerez por varias personas que manifestaron ser víctimas de un robo con violencia cuyos presuntos autores les habían sustraído sus smartphone así como los objetos de valor que portaban. Fruto de las gestiones realizadas por los investigadores han permitido esclarecer los hechos descubriendo que las presuntas víctimas habían faltado a la verdad y que habían denunciado falsamente para hacer un uso fraudulento de su seguro y así poder comprar un nuevo terminal de telefonía móvil. En algunos casos investigados habían sido víctimas de un hurto o simplemente habían perdido o extraviado su terminal telefónico. También se ha dado el caso de un denunciante que no había perdido el teléfono móvil, sino que lo habían vendido en el mercado de segunda mano.

Comprobación de los hechos denunciados

Fingir ser víctima de una infracción penal o denunciar una inexistente está recogido en el artículo 457 del Código Penal, entre los delitos contra la Administración de Justicia, y está penado con una multa de 6 a 12 meses. Los agentes investigan todas las denuncias que se realizan para actuar en consecuencia contra los presuntos autores, pero si se demuestra la falsedad de lo manifestado, la supuesta víctima se convertirá en autora de una infracción penal

Este tipo de acciones suponen un grave perjuicio para la sociedad ya que provocan que se inviertan recursos innecesarios, restando esa dedicación a la investigación de los delitos cometidos sobre las víctimas reales.

La investigación ha sido desarrollada por los agentes del grupo de Delitos Urbanos perteneciente de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Jerez de la Frontera (Cádiz).

Compartir con: