En el momento de los hechos trasladaba a 13 viajeros

La Guardia Civil investiga al conductor de un autobús de pasajeros por conducir de forma imprudente, mientras circulaba haciendo uso de su teléfono móvil en reiteradas ocasiones, mientras trasladaba varios viajeros en el interior del vehículo. La colaboración ciudadana ha sido clave para la puesta a disposición judicial de este conductor, al que se le imputa un delito contra la Seguridad Vial.

Los hechos se produjeron tras recibirse una denuncia en la oficina virtual de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, en la que un pasajero de un autobús de línea observó que el conductor del mismo hacía uso continuado del teléfono móvil mientras conducía, hecho que grabó y envió a la Guardia Civil.

La investigación desarrollada por el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico, G.I.A.T, ha permitido la identificación del lugar, del vehículo y del conductor del mismo, el cual ha sido puesto a disposición judicial, por un supuesto delito contra la Seguridad Vial, por conducción imprudente, al poner en peligro la integridad física de los 13 pasajeros, de los demás usuarios de la vía y la suya propia.

De los hechos se han instruido las correspondientes diligencias, que en unión del investigado ha sido puesto a disposición de la Autoridad Judicial.