publicidad


En las próximas semanas convocará al Consejo de Alcaldías para explicar el alcance del nuevo programa

La creación de empleo se mantiene como principal objetivo de la Diputación de Cádiz en el nuevo mandato corporativo que presideIrene García. Así lo ha confirmado la propia Irene García, quien ha precisado que en las próximas semanas convocará al Consejo de Alcaldías para trasladarle la promoción de un nuevo plan de inversiones. Una nueva intervención pública diseñada para “seguir generando empleo, dinamizar la actividad económica de las empresas y mantenerse como un sostén fundamental para los municipios de la provincia de Cádiz”.

La presidenta de Diputación ha recordado que las cifras de la última liquidación presupuestaria permiten reunir recursos para financiar un nuevo programa de inversiones. De hecho el ejercicio de 2018 se cerró con un superávit de 41 millones de euros y un remanente de tesorería positivo de 54,4 millones. Ese comportamiento alentó, en el anterior mandato corporativo, el desarrollo de tres ediciones del Plan Invierte para todos los municipios de la provincia de Cádiz conforme a una inversión agrupada de 35 millones de euros.

Irene García ha confirmado esta iniciativa tras valorar los índices de paro registrado aportados desde el Ministerio de Trabajo. En el ámbito de la provincia de Cádiz se perfila “un horizonte esperanzador”: en agosto se contabilizaron 548 desempleados menos que en julio, un descenso que pese a ser leve se logra en un contexto de incremento general del paro; de hecho en Andalucía el alza del desempleo se tradujo en 5.690 nuevos demandantes, en relación a julio, mientras que en el conjunto de España la subida fue de 54.371 personas desempleadas.

El dato interanual también fue propicio para Cádiz: agosto de 2019 se ha cerrado con 5.393 demandantes de empleo menos que agosto de 2018. Actualmente la cifra total de personas en paro en la provincia gaditana es de 133.822, que apuntan a un contexto anterior al de la crisis y que se aleja de las casi 190.000 registradas en los peores momentos de la recesión económica.

En el anterior mandato corporativo Diputación, más allá de sus programas convencionales, constituyó nuevos instrumentos para crear empleo en coordinación con los Ayuntamientos. Uno de ellos fue el Plan Invierte, aplicado en todos los municipios de la provincia; y otra pieza importante fueron los Planes de Cooperación Local, emprendidos en los municipios con menos de 20.000 habitantes y entidades locales autónomas. Las diferentes ediciones de cada una de estas iniciativas sumaron más de 55 millones de euros. Actualmente se encuentran en fase de ejecución la tercera edición del Plan Invierte y la quinta del Plan de Cooperación Local.