publicidad


El nuevo Gobierno de la Diputación de Cádiz se ha reunido esta mañana a convocatoria de la presidenta. De esta forma, Irene García ha querido que el trabajo de su equipo se ponga en marcha de inmediato, marcando las premisas fundamentales en el contexto de los compromisos adquiridos en el Pleno de investidura del pasado 27 de junio.

Una vez finalizada esta reunión, el vicepresidente primero de la Diputación, José María Román, ha sido el encargado de exponer las cuestiones principales tratadas en el transcurso de la misma. Así, el primer mensaje que ha querido trasladar es que se pretende que la Diputación siga siendo “un instrumento útil, trabajando para los ayuntamientos y siendo una referencia para toda la provincia”. Para ello, ha dicho, la institución “asume un liderazgo compartido en el que buscaremos una coordinación cada vez mayor para atender de la mejor manera a las necesidades de los municipios”.

El vicepresidente ha incido en que “vamos a hacer más provincia. Necesitamos superar los retos de manera conjunta. El desarrollo económico y el empleo son retos de todos, sin localismos. Más que competir entre ayuntamientos vamos a cooperar para el crecimiento global”.

Román ha incidido en las primeras acciones ya anunciadas por la presidenta tras su toma de posesión, con unas líneas estratégicas de gestión a medio y largo plazo encaminadas, fundamentalmente, a la creación de empleo. De esta forma, se exploran ya las posibilidades para poner en marcha nuevos programas y acciones concretas de la mano de los distintos sectores productivos y de los propios municipios. De hecho, una de las primeras medidas acordadas es realizar una convocatoria, lo antes posible, del Consejo de Alcaldías. En este foro, surgido en el anterior mandato, se hará balance de lo realizado en los últimos cuatro años y se escucharán las reclamaciones de los alcaldes y alcaldesas de los pequeños municipios y ELA de la provincia de forma directa.

De esta coordinación en la que se exponen las necesidades de cada municipio y la disponibilidad de recursos por parte de la Diputación han nacido iniciativas tan provechosas como las diferentes ediciones de los Planes de Cooperación Local, con los que se han generado más de 6.000 contratos a desempleados con una inversión de en torno a 21 millones de euros en las pequeñas localidades gaditanas.

Se va a seguir potenciando el Servicio de Recaudación y Gestión Tributaria para que la gestión eficiente y eficaz de los recursos públicos de la Diputación siga siendo una realidad, cuyos beneficios más evidentes son los anticipos que se han venido entregando a los ayuntamientos y la puesta en marcha, con el remanente positivo de las liquidaciones presupuestarias, de las ediciones del Plan Invierte, de las que se han beneficiado todos los municipios de la provincia con hasta 650 intervenciones.

José María Román se ha vuelto a referir al turismo como uno de los sectores “estrella” en la planificación estratégica del desarrollo socioeconómico de la provincia. “Queremos incorporar acciones políticas y de promoción en nuevos mercados que nos permitan ganar en rentabilidad alargando las temporadas de estancia de los visitantes”. Y todo “en base a un modelo de concertación con los agentes del sector. La mejor manera de acertar es escuchar a muchísimas voces”.

La Diputación seguirá fortaleciendo y mejorando el Servicio de Asistencia a Municipios, en sus diferentes sedes, así como los Centros de Asesoramiento Económico-Financiero, Presupuestario y Tributario a Entidades Locales (CAEL), con el fin de agilizar la gestión de los pequeños ayuntamientos.

Se trabajará igualmente en la creación de una programación estable y de calidad desde la Fundación Provincial de Cultura, entendiendo también este sector como un importante “nicho de empleo”. En esa línea, se tiene previsto convocar la mesa de operadores culturales para diseñar nuevas líneas de acción.

El vicepresidente primero se ha hecho eco igualmente de unos de los mensajes fundamentales que Irene García ha venido repitiendo desde que renovase su cargo en la Diputación: no sólo no se va a dar ni un paso atrás en la lucha por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y en la lucha contra las discriminaciones y la violencia de género, sino que se refuerzan como nunca estas políticas con la creación del área específica de Igualdad. La propia presidenta, ha dicho Román, “va a estar al frente de este propósito” que va a estar presente en todas las políticas de la institución de forma transversal.

Por último, José María Román ha hecho un llamamiento a la colaboración “leal” entre administraciones y ha recordado que “para hablar de crecimiento económico hay que reclamar soluciones a los problemas que arrastra históricamente la provincia a nivel de infraestructuras, transportes o suministros”.