publicidad


Irene García ha presidido el último Pleno de la corporación provincial que ha representado a la Diputación de Cádiz durante el mandato 2015-2019. La sesión ha permitido resolver, por unanimidad, diferentes trámites: el acta de la sesión extraordinaria que se celebró el pasado 15 de mayo, así como las aplicaciones de resultados de diferentes empresas y organismos autónomos. Tras la aprobación de las rendiciones de cuentas y memorias Irene García ha valorado el cierre de un periodo en el que Diputación “se ha convertido en una institución con liderazgo político y presente en todos los debates que interesan a la provincia de Cádiz”.

La presidenta en funciones de Diputación considera que “hemos demostrado la utilidad de una institución casi imprescindible, que ha confirmado su validez al servicio de los pequeños municipios y que ha promovido muchos recursos frente al desempleo”.

En los últimos cuatro años el ejecutivo liderado por Irene García constituyó nuevas entidades como el Consejo de Alcaldías, con el concurso de los Ayuntamientos de municipios con menos de 20.000 habitantes y de entidades locales autónomas, además de emprender tres planes Invierte y cinco programas de cooperación local.

La inversión agrupada de estos instrumentos -sumada a las aportaciones de Diputación al Programa de Fomento de Empleo Rural, así como los planes de infraestructuras culturales y deportivas– superan los 60 millones de euros, dedicados a la creación de empleo y la renovación de servicios públicos en todos los municipios gaditanos.

Irene García ha agradecido “el tono y el talante” de todos los grupos de la Corporación provincial, artífices de “un mandato tranquilo pese a los argumentos enfrentados”.

El próximo jueves 27 de junio se celebrará el Pleno de constitución de la nueva Corporación provincial, emanada de las elecciones municipales del 26 de mayo, y que representará a la provincia de Cádiz en el periodo 2019-2023.