Redacción | Puerto Real.- La diputada de Igualdad y Bienestar Social, Isabel Armario y la diputada provincial Elena Amaya, han realizado una visita a Asprodeme en Puerto Real, donde han podido realizar un recorrido por las instalaciones de los cuatro centros con que cuenta esta organización, conocer de primera mano las diferentes acciones y programas que allí se desarrollan, así como intercambiar impresiones con el personal y usuarios.

La Diputación y Asprodeme mantienen abierta una línea de colaboración, que este año se ha plasmado en una aportación para diferentes reparaciones de las instalaciones, y también en una ayuda para la contratación. En este sentido la diputada, Isabel Armario, ha trasladado su disposición a mantener abierta la comunicación entre ambas entidades para poder dar respuesta a las demandas que surjan en su día a día. Además ha anunciado que para 2018 el área de Igualdad y Bienestar Social va a contribuir con un convenio que permita la contratación de dos personas: Un fisioterapeuta y un monitor que den servicio a usuarios de la entidad. Además ha felicitado a la dirección de la entidad por su trabajo, que permite potenciar las posibilidades individuales de las personas con discapacidad intelectual. La diputada ha resaltado que es “una manera de hacer valer los derechos de estas personas y de favorecer la normalización y la igualdad de oportunidades”.


Las diputadas han visitado los cuatro centros con que cuenta Asprodeme: la Residencia de Adultos María Luisa Escribano, que acoge a personas con discapacidad intelectual moderada; el  Centro Ocupacional Luís Benvenuty, que atiende a personas con Discapacidad Intelectual que no tengan limitada su autonomía personal de forma grave; la Residencia para personas Gravemente Afectadas ‘Virgen de Lourdes’, que acoge a con escasa movilidad y que requieren un apoyo completo para realizar las actividades de la vida diaria; y la Unidad de Estancia Diurna ‘Virgen de Lourdes que ofrece a personas gravemente afectadas actividades culturales, ocio y tiempo libre, habilidades sociales dirigidas a facilitar el desarrollo de su autonomía personal y social.

Asprodeme es una organización sin ánimo de lucro que nace como asociación de padres con hijos con discapacidad intelectual en el año 1976. Aquel primer Centro Educativo se fue transformando en Servicios de Atención a Personas Adultas, hasta llegar a crear cuatro recursos diferentes que han ido dando cobertura a la diversidad de necesidades personales que se han ido planteando a lo largo del tiempo. En la actualidad da cabida a 65 personas usuarias, atendidos en todo momento por un equipo formado por 53 profesionales de diferentes disciplinas

Compartir con: