Redacción | San Fernando.- El Primer Teniente de Alcaldesa y Delegado Municipal de Desarrollo Sostenible, Fran Romero, ha visitado esta mañana el CEIP Almirante Laulhé para clausurar la presente edición de la campaña de concienciación mediaombiental ‘Islaverde. Club: ¡Yo no ensucio!’. Esta iniciativa anual se ha desarrollado entre los meses de febrero y mayo y ha recorrido un total de 16 centros escolares de la ciudad, sumando la participación de casi 2.600 escolares de edades comprendidas entre los tres y los doce años, procedentes del segundo ciclo de Educación Infantil y de Educación Primaria.

Como es habitual estos niños y niñas han participado en talleres y actividades que les han permitido aprender de forma amena y divertida, entre otras cosas, la importancia de separar los residuos correctamente en los distintos tipos de contenedores para su reciclaje y de utilizar las papeleras para que la ciudad luzca lo más limpia posible. Todas las actividades propuestas están adaptadas a la edad de los alumnos. Entre ellas se incluyen charlas, juegos, talleres de manualidades y un concurso de dibujo. A centros también se les ofrece la posibilidad de que los alumnos de mayor edad puedan realizar una visita al Punto Limpio, visitas que en este curso han sumado la participación de más de 600 escolares.


El listado de centros participantes es el siguiente: CEIP Almirante Laulhé, CEIP Arquitecto Leoz, CEIP Casería de Ossio, CEIP Cecilio Pujazón, Colegio Compañía de María, CEIP Juan Sebastián Elcano, CEIP La Ardila, Colegio Liceo Sagrado Corazón, Colegio Miramar, CEIP Raimundo Rivero, CEIP Reina de la Paz, CEIP San Ignacio, CEIP Servando Camúñez, CEIP Vicente Tofiño, Escuela Infantil Nuestra Señora del Carmen y UPACE.

“Esta campaña sigue fiel a su tradición de fomentar entre los más pequeños la adopción de sencillos hábitos que pueden llevar a cabo en sus hogares, en sus colegios y en las calles de su ciudad y que contribuyen de forma muy importante a cuidar el medio ambiente y mejorar el paisaje urbano de La Isla. Los niños y niñas nos inspiran con su entusiasmo y hacen suyos estos hábitos con gran rapidez. Confío en que sus familias colaboren y reconozcan el compromiso medioambiental de estos niños y niñas para que estas buenas costumbres permanezcan en su edad adulta. El futuro de San Fernando pasa por la sostenibilidad y depende de estos escolares que La Isla del mañana sea cada vez más limpia y verde”, detalla Romero.

Compartir con: