Redacción | San Fernando.- Gonzalo Alías, Coordinador Local de Izquierda Unida, denuncia la dejadez con la que se está tratando la participación ciudadana en las decisiones del gobierno de la ciudad. “El Reglamento de Participación Ciudadana sigue en un cajón”, comenta Alías. “Además, el Consejo Local de Participación Ciudadana no se reúne desde octubre y deja fuera a la ciudadanía y a muchas organizaciones sociales y políticas de San Fernando”.

Alías responde de esta manera a las declaraciones de la alcaldesa: “Cavada demuestra un grave desinterés hacia la ciudadanía cuando sólo quiere pactar los presupuestos con partidos presentes en el Pleno Municipal. Con Loaiza dijimos que no compartíamos un presupuesto a dos y con Cavada no compartimos un presupuesto ni a dos ni a tres”, en referencia al posible acuerdo local con Ciudadanos, “sino entre todas y todos. Asociaciones, colectivos y toda la ciudadanía tenemos derecho a la participación”.

El Coordinador Local de IU añade también sus dudas sobre el encaje en los presupuestos que se quieren aprobar con los “mal llamados participativos”. Así, estos no se realizaron sobre propuestas de la ciudadanía, sino sobre el programa político del equipo de gobierno. “Estamos en una incertidumbre sobre qué se quiere hacer para democratizar nuestra ciudad, desde el convencimiento de que el pueblo es soberano no sólo para votar, sino para decidir sobre el presente y futuro de nuestra ciudad”, explica.

Según Alías, el gobierno municipal “tampoco está contando con el Consejo Local de Participación Ciudadana”. Al hilo de estas declaraciones, Alías reclama la ampliación de este Consejo a un mayor número de entidades. “El Consejo Local de Participación Ciudadana debe contar con todas las sensibilidades democráticas de nuestra ciudad, estén en partidos, asociaciones u organizaciones”.

Izquierda Unida insiste en que “es difícil saber qué criterio rige para que participen unas asociaciones y otras no: El Reglamento de Participación Ciudadana lleva en el cajón desde 2014, a la espera de que la alcaldesa y concejala de Participación lo abra”. Alías continúa relatando que “los tiempos en que el PP y el PA daban largas a la aprobación del Reglamento ya han terminado. Han pasado nueve meses desde que el nuevo equipo tiene responsabilidades democráticas y el Reglamento no debe seguir guardado”.

Izquierda Unida solicita, por tanto, su exposición pública: “Debe ser debatido por todos los colectivos, no sólo por los políticos representados en Pleno. Entre otros aspectos, también debe fijar cada cuánto se reunirá”, comenta Alías. “El gobierno municipal sabe que cuenta con la mano tendida de Izquierda Unida para mejorar la ciudad, pero también necesita que el gobierno tienda la suya a la participación si queremos, como cañaíllas, que haya un verdadero cambio”, concluye.