publicidad


«Comienza a ser preocupante el número de personas que nos traslada su impotencia a la hora de establecer contacto con los servicios sociales», aseguran desde Izquierda Unida.

La plantilla de servicios sociales no da abasto con la multitud de solicitudes de la ciudadanía: teléfonos colapsados, correos electrónicos que se quedan sin responder, el centro social de Hermana Cristina cerrado, unido a la obligación de solicitar cita previa para la tramitación de asuntos sociales como la dependencia y ayuda a domicilio, está llevando a la desesperación a muchas familias isleñas.

Además, la web municipal facilita un número de teléfono, el 956944240, que al marcarlo recibe como respuesta que dicho número «no existe». Sin contar que lo habitual es que en otros números estén ocupados o se reciba atención en orden de informar de que los trabajadores están ocupados en ese momento.

«Instamos al gobierno local a que estudie la situación de la atención ciudadana de los servicios sociales, que dé prioridad absoluta a este tema porque se trata de asuntos tan sensibles como, por ejemplo, la dependencia y la ayuda a domicilio de nuestros mayores. Proponemos que se estudie la apertura del CS Hermana Cristina, así como de otros emplazamientos para cubrir la atención ciudadana en la actual situación de emergencia social», sentencia Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista «Pepe Casado».