Redacción.- Izquierda Unida defenderá en el Pleno provincial de la próxima semana una moción por la que insta al Gobierno central a “definir una posición de Estado que exprese sin ambigüedad su defensa del servicio postal público y su implicación con el futuro de Correos como empresa del sector público. El diputado provincial de Izquierda Unida, Antonio Alba, ha mantenido esta mañana una reunión con el secretario provincial de la sección sindical de CCOO en Correos, Rafael Tejada, en la que han abordado la situación de “adelgazamiento de plantilla y empeoramiento del servicio postal público” en la provincia gaditana.

El diputado provincial de IU ha recalcado la importancia de la moción, que pretende “poner el acento en la necesidad de que desde el Gobierno central se apueste por Correos como servicio público y que éste pueda prestar un servicio eficaz”. Alba se ha mostrado convencido de que desde los gobiernos de las últimas legislaturas, tanto de PP como de PSOE, se ha pretendido “ir dejando morir Correos con la intención de privatizarlo”, y esto pese a tratarse de un servicio, según apunta, que “aporta cohesión tanto territorial como económica del país, se da cobertura y se prestan servicios en todos los núcleos de población del país, algo que no se haría desde el sector privado”. Y añadió el diputado que “para que Correos funcione, debe hacerse desde lo público, porque hay que mirar más el beneficio social que el económico, y esto solo se puede hacer desde el Estado”.


Por su parte, el responsable provincial de CCOO, Rafael Tejada, denunció que los servicios que se prestan en la provincia “son totalmente deficitarios debido fundamentalmente al recorte de la plantilla” y señaló que en los últimos cuatro años se han perdido en torno a 250 puestos de trabajo, 65 de ellos en Cádiz capital, lo que según apuntó, “condiciona mucho la prestación del servicio postal universal que tiene encomendado Correos como empresa pública”. Así, por ejemplo, citó que pese a que el servicio postal público está obligado a prestar servicio cinco veces al día, en muchas zonas rurales e incluso en algunas de la capital, se presta únicamente una, dos o tres veces por semana. A esta situación se une la sustitución de contratos a tiempo completo por contratos a tiempo.

La moción consensuada con el sindicato y que será defendida por Antonio Alba el próximo miércoles solicita además, que se garanticen los compromisos de financiación para la prestación de los servicios postales a todos los ciudadanos, que se impulse una regulación del mercado que no recorte el Plan de Prestación del Servicio Postal Universal, asegurar que los ciudadanos reciban el reparto de correspondencia cinco días a la semana tal y como mandata la Directiva Postal Europea o desbloquear las decisiones entre administraciones que impiden la consecución de un acuerdo laboral, hoy inexistente, del que dependerá el empleo y las condiciones de trabajo de 55.000 empleados del sector y en consecuencia, la estabilidad en la gestión del operador público de Correos.

Compartir con: