Redacción | Provincia.- Izquierda Unida ha registrado una moción para que la Diputación Provincial de Cádiz impulse la creación de un Banco Provincial de Semillas Locales, Tradicionales y Autóctonas, en coordinación con otras instituciones (Junta de Andalucía y ayuntamientos), entidades, cooperativas de agricultores, etc…, que ya vienen trabajando en esta materia. El objetivo de la iniciativa registrada por el diputado provincial de IU, Antonio Alba, es el de “salvar y recuperar el patrimonio genético agrícola de la provincia”. “Desde hace unas décadas, el principal problema al que se enfrentan estas variedades es su rápida desaparición, lo que conlleva también una pérdida de la cultura asociada a su producción y de la rica biodiversidad de los agrosistemas que las mantienen”, afirma el diputado de IU.

En la moción, Alba defiende que “la biodiversidad de las variedades locales de nuestra provincia, no solo se centra en su genética, sino que lleva asociada una cultura popular, local y campesina compuesta por las diferentes técnicas de cultivo, prácticas que rodean la cosecha, la preparación de los alimentos, el desarrollo equilibrado y sostenible de sus agrosistemas, y sobre todo por unas cualidades nutritivas y organolépticas que diferencian a estas variedades de los nuevos productos comerciales haciéndolas características de una zona o territorio”.


En este sentido, la iniciativa que será votada en el próximo Pleno plantea además, que se utilicen los recursos físicos (Centro Agropecuario y Medioambiental de Jerez, Villamartín, etc..) del Área de Medioambiente de la Diputación para la creación, cultivo e intercambio de semillas; que se de difusión y fomento de la importancia de las variedades locales en la producción ecológica y finalmente, que se proceda a la elaboración de un manual divulgativo sobre agricultura ecológica, variedades locales y canales cortos de comercialización.

El diputado de IU apunta que “en Andalucía, la sustitución de variedades tradicionales por semillas mejoradas, la apropiación privada del patrimonio genético y la homogeneización y deslocalización de la cultura de la producción y el consumo de alimentos nos ha hecho perder a lo largo de las últimas décadas una parte muy importante del patrimonio genético andaluz”, aunque indica que en el medio rural andaluz “todavía sobreviven agricultores y agricultoras que usan, conservan e intercambian variedades tradicionales de semillas haciendo posible desarrollar iniciativas para recuperar y poner en valor nuestra biodiversidad agrícola”. Insiste el diputado en que “desde hace unas décadas, el principal problema al que se enfrentan estas variedades es su rápida desaparición, lo que conlleva también una pérdida de la cultura asociada a su producción y de la rica biodiversidad de los agrosistemas que las mantienen”.

Para IU, “la desaparición de la tarea de la siembra y recolección de las semillas, que se ha venido realizando desde tiempos inmemorables por los agricultores, y que actualmente está concentrada en su mayoría en personas de avanzada edad tratándose prácticamente de la última generación de cultivadores de estas variedades, está teniendo como resultado una desaparición de la riqueza local y cultural que caracteriza a los pueblos”. El diputado lamenta que “junto a estas variedades, desaparecen la historia, la identidad cultural y el patrimonio, costumbres asociadas a estos pueblos que sus generaciones futuras no llegarán a conocer; y lo más importante, supone un paso atrás de cara a conseguir un derecho humano básico como el de la soberanía alimentaria”.

IU entiende que “la creación de huertos escolares, huertos de ocio, huertos sociales, ecológicos, etc, están favoreciendo de manera importante el conocimiento de los principales cultivos tradicionales de nuestra horticultura como base de una alimentación y hábitos de vida más saludables y sostenibles”. Asimismo, estas experiencias contribuyen según la formación política, a “la adquisición de compromisos de acción a favor de la autonomía alimentaria, el mercado de proximidad, la calidad de los alimentos o la agricultura ecológica”.

Compartir con: