Izquierda Unida en Puerto Real, quiere expresar su preocupación ante la evolución de la situación en la que se encuentran  las personas y dependientes ante los sucesivos recortes de prestaciones públicas y derechos sociales.

“Nos encontramos en una realidad de doble complejidad; por una parte familias que sobreviven con las pensiones de sus mayores y por otra, personas  mayores sin recursos que no pueden ser atendidos por la precariedad en la que se encuentran sus familiares más jóvenes”, aseguran.


IU considera que el gobierno municipal, como administración más cercana a las necesidades de la ciudadanía, debe contar con las herramientas necesarias para demandar un conjunto de medidas de atención.

Estas medidas y recursos de atención, muy especialmente en momentos en los que se nos imponen severos recortes económicos, deben implicar una mirada muy certera sobre las situaciones y necesidades concretas de este sector tan vulnerable de la población.

La situación de las personas mayores o dependientes se ve seriamente afectada por los  cambios en la estructura familiar; las exigencias de los horarios de trabajo en unos empleos cada vez más precarios, implican  enormes dificultades para los familiares que constituyen la red de soporte afectivo y de cuidado personal.

Todo ello, junto  el progresivo desmantelamiento de los recursos sociales,  compone una situación  dramática que una sociedad justa y solidaria no debe consentir porque no estamos hablando de números sino que se trata de atender a personas que sobrellevan el peso de los años o de sus dependencias con necesidades materiales y afectivas,  en soledad.

“Por eso se hace tan necesario contar con las herramientas de análisis certero para detectar las situaciones y las necesidades concretas, así como las medidas a tomar para atender debidamente con eficacia y humanidad a las personas que más lo necesitan”, puntualizan.

El buen trabajo de los servicios sociales municipales permite la valoración de las situaciones de riesgo pero difícilmente puede orientar o aplicar recursos si esos recursos (ley de dependencia, residencias, atención domiciliaria…) no existen o están muy recortados.

Izquierda Unida llevará al próximo Pleno del Ayuntamiento una moción para que se emprenda un estudio  sobre las condiciones de vida de las personas mayores y dependientes de nuestro pueblo que incluirá, al menos el análisis de los datos, diagnóstico y propuesta de progresión de las medidas urgentes, necesarias, convenientes y complementarias, en el caso de que así se desprenda de los datos obtenidos.

Compartir con: