publicidad


gonzaloGonzalo Alías Gurría, Coordinador Local de la Asamblea de Izquierda Unida, ha registrado esta mañana una propuesta para que San Fernando se una a la “Red de Ciudades de Acogida”. De este modo, La Isla se uniría a la idea de la Alcaldesa de Barcelona, Ada Colau Ballano, de crear ciudades para acoger a familias víctimas de la guerra en Siria. En este mismo sentido, la propuesta sirve para denunciar la falta de refugios para personas sin vivienda en nuestra localidad y buscar respuesta al problema de ambos colectivos.

La propuesta que registra Izquierda Unida sirve para condenar “la gravedad de la situación por la que atraviesan miles de personas, ante la crisis que se está viviendo en sus países de origen”. Si bien Siria es el país que más titulares llena estos días, la población de Iraq, Libia o Afganistán se ve también obligada a abandonar su tierra por culpa de las distintas guerras en que los gobiernos de esos países se ven implicados.

Frente a los agoreros que legitiman el racismo, la xenofobia y la intolerancia con frases como “Primero, resolvemos nuestros problemas, y luego, ya vendrán de fuera”, Izquierda Unida considera que este es un momento ideal para reflexionar sobre la labor municipal en materia de solidaridad. La creación de instalaciones para la acogida de personas sin hogar, las oportunidades laborales para personas formadas en materia social, el fomento del asociacionismo solidario y la participación en tareas de acogida es básico en la creación del proyecto de ciudad.

En declaraciones de Alías, “La Isla debe ser fiel, como lo es desde tiempos de los fenicios, a su tradición de lugar de encuentro y convivencia de diversas nacionalidades y culturas”. De ahí la “voluntad de encuadrarse, dentro de la red de ciudades solidarias, con quienes atraviesan por situaciones de auténtica emergencia vital”.

El Partido Socialista presentó una moción en el Pleno del mes de abril de 2014 para disponer de un espacio apto para mujeres transeúntes. Del mismo modo que la crisis golpeó también de esta manera a las mujeres de Cádiz, la colaboración del Ayuntamiento –entre otras entidades- es imprescindible para el funcionamiento de dichos espacios.

Con esta declaración, además, se mostraría que al contrario que el Gobierno de Rajoy, la gente de San Fernando está del lado de sus iguales, que huyen de los conflictos de Oriente Próximo, y está dispuesta y deseosa de acoger al número de refugiados que se determine, obligando al gobierno al cumplimiento de la legislación vigente en cuestiones de derecho de asilo y refugio.

La propuesta también incluye la elaboración, de forma inmediata, de un registro de las familias de acogida; la creación de un grupo de trabajo con las organizaciones que trabajan con personas refugiadas como la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía o la Cruz Roja, y la instancia a la Junta, el Gobierno central y la Unión Europea para que supla a las administraciones locales con lo necesario para llevar a cabo esta acogida, muestra de tolerancia de la gente de nuestra ciudad.