El diputado nacional de Ciudadanos por la provincia de Cádiz, Javier Cano, ha visitado las instalaciones de Navantia situadas en la localidad de San Fernando. Cano ha destacado que “los centros de Navantia existentes en la provincia dan empleo a casi 14.000 trabajadores entre puestos directos e indirectos. Esto significa que Navantia genera el 3% del PIB de la provincia y el 36% del empleo industrial en la provincia”.


Para Ciudadanos, el mantenimiento y crecimiento del empleo en este sector industrial es fundamental, y por ello reclama al Gobierno “un apoyo total y sin fisuras para conseguir un incremento de la carga de trabajo”. “La inversión de cada euro en esta empresa multiplica su rendimiento de forma exponencial”, ha enfatizado el diputado.

Así mismo, Javier Cano ve esencial el apoyo de todos los partidos políticos para el mantenimiento y consolidación de este sector, y se ha dirigido a PSOE y Podemos para que “abandonen el doble discurso y apuesten decididamente por este sector, especialmente en los posibles encargos de proyectos como  las corbetas de Arabia y los futuros BAM”.

El diputado gaditano ha recalcado la importancia de que “empresa y sindicatos alcancen pronto un acuerdo para dar viabilidad al nuevo programa estratégico que se ha empezado a negociar en estos días”. Hay que recordar que este proyecto consta de tres áreas: un Plan Comercial y de Operaciones, sustentado en las inversiones que prevé realizar el Ministerio de Defensa y los contratos a los que aspira la empresa en el contexto internacional; un Plan de Eficiencia, dirigido a consolidar proyectos como el de Astillero 4.0; y finalmente, un Plan de rejuvenecimiento de plantilla.

Al finalizar, Cano ha destacado que con la reciente incorporación de España a la PESCO se abre un horizonte donde la industria de defensa española requerirá acometer proyectos de cooperación europea entre los distintos países que la integran, e insta a todas las partes implicadas a “apostar decididamente por la rápida adaptación de las estructuras empresariales para no perder el ritmo exigido por la Unión Europea”.

Compartir con: