Vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios

Redacción | Provincia.- El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, ha calificado de “indignante” el nuevo planteamiento propuesto por el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, para buscar un acuerdo político sobre el futuro de las autopistas de peaje a cuenta del vencimiento de la concesiones más antiguas, entre las que se encuentra la autopista AP-4 entre Sevilla y Cádiz.

El vicepresidente ha lamentado que “de nuevo se está jugando con los intereses y el futuro de los gaditanos y sevillanos; necesitamos saber de una vez por todas cuando se va a eliminar definitivamente el peaje de esta autovía, que lleva más de 50 años de explotación, y por tanto amortizada, pues son muchos los ciudadanos a los que les afecta esta decisión”.

Jiménez Barrios ha señalado que de nuevo el Gobierno del PP, no sólo le da la espalda a Andalucía, sino que además demuestra no tener delicadeza respecto a este asunto “pues hemos estado en estos meses escuchando declaraciones de dirigentes políticos del PP en Andalucía en un sentido contrario a las que señala el ministro y ahora se descuelgan con este posible acuerdo”.



Para el responsable de la vicepresidencia de la Junta de Andalucía, la propuesta del ministro es “una tomadura de pelo para nuestra comunidad y sobre todo para una provincia como Cádiz que sufre graves problemas laborales, pues consideramos la liberación del peaje como una puerta abierta más para el desarrollo socioeconómico de la provincia”.

En este sentido, ha recordado el compromiso de la Junta de Andalucía con 126 millones de euros hasta que finalice la liberación en 2019 del tramo Cádiz-Jerez, “eso sí que es una demostración de compromiso con una provincia que tiene necesidad de salir de una situación adversa y que está encontrando aún más dificultades por las decisiones que se están tomando desde Madrid”.

Para el vicepresidente las nuevas declaraciones del ministro son “un maltrato más” para las dos provincias, en la que además existe “el agravio de la no resolución de la conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla. Esto es una nueva milonga del ministro que lo único que está intentando es crear incertidumbre en la sociedad, para decidir, finalmente, mantener el peaje”. En este sentido, se ha mostrado claro y rotundo “no vamos a negociar ni a buscar consenso alguno relacionado con la autopista AP-4, nuestra propuesta es muy clara y sencilla: eliminación total del peaje”.

Finalmente, el vicepresidente ha puesto de manifiesto que “una vez más al Gobierno del PP se le ha caído la careta, han estado mareando la perdiz y ahora intenta, burdamente, encontrar una salida de escape para una situación que sólo tiene un único camino”.

Compartir con: