El Primer Teniente de Alcaldesa y Delegado Municipal de Desarrollo Sostenible, Fran Romero, ha explicado que el Área Municipal de Desarrollo Sostenible realizará mañana en el Mercadillo de La Magdalena, con la colaboración de la Policía Local y la Delegación Municipal de Mercados, una nueva jornada informativa y de concienciación entre los comerciantes del mercadillo para mejorar la limpieza de este recinto. Tras esta iniciativa, el próximo jueves se reforzarán las tareas de vigilancia, inspección y sanción en el Mercadillo de La Magdalena para garantizar el correcto cumplimiento de sus obligaciones por parte de los comerciantes.

De esta forma, señala Romero, mañana se le recordará a los comerciantes las cinco normas básicas que deben cumplir durante su estancia en La Magdalena. La primera de estas normas es no arrojar plásticos, bolsas u otros residuos al suelo; pudiendo utilizar para cumplir esta regla las bolsas que regularmente distribuye entre los comerciantes el  servicio municipal de limpieza.


La segunda de estas normas es la obligación que cada comerciante tiene de mantener la limpieza de la parcela asignada durante la realización de este mercadillo semanal, mientras que la tercera es proceder a la limpieza de dicha parcela una vez concluido el mercadillo y durante las operaciones de desmontaje de los puestos.

El listado de normas concluye con las obligaciones de no abandonar los residuos generados durante el mercadillo en el suelo, depositándolos en los contenedores habilitados en el recinto, y de plegar las cajas de cartón generadas, para reducir su volumen y facilitar la adecuada recogida de los residuos.

Por otro lado, el Delegado indica que para contribuir al éxito de estas medidas el del Área Municipal reforzó recientemente la dotación de contenedores en el recinto que alberga este mercadillo semanal.

Por su parte, el Delegado de Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez, asegura que hay que “invertir más tiempo en prevenir la suciedad que en la limpieza en sí, porque no se trata de limpiar más si no de ensuciar menos”. El fin que se persigue desde el gobierno municipal es que la instalación del mercadillo no afecte tanto a los vecinos del entorno de La Magdalena y, especialmente, que no afecte tanto al medio ambiente y al entorno natural de la zona con las bolsas de plástico. Rodríguez incide en que “el objetivo del Ayuntamiento no es sancionar, si no que se persigue y se busca la colaboración de los vendedores ambulantes para que entre todos y todas podamos concienciarnos de la importancia de la limpieza en la zona y de cuidar el medio ambiente”.

“Trabajamos para dar respuesta a las demandas de los vecinos del entorno de La Magdalena, cuya barriada actúa cada jueves como anfitriona de las centenares de personas que acuden al mercadillo. Lo justo para los vecinos es que esta zona recupere su aspecto habitual y permanezca limpia tras soportar esta intensa actividad semanal. Por eso, a través de iniciativas como ésta, insistimos en el civismo y la convivencia y en la necesidad de que todos los comerciantes del mercadillo cumplan con sus compromisos y obligaciones. Por todo ello, una vez pasada esta jornada informativa seremos especialmente exigentes a la hora de vigilar, inspeccionar y aplicar las pertinentes sanciones a aquellos que no cumplan. Entre todos, incorporando sencillos hábitos a nuestra rutina, hacemos de La Isla una ciudad cada día más limpia, agradable y sostenible”, concluye Romero.

Compartir con: