publicidad


El Pleno del Ayuntamiento de Cádiz ha elegido hoy a José María González como alcalde de Cádiz, renovando así un nuevo mandato de cuatro años. Tras el juramento o promesa del cargo de los 27 concejales electos, se ha constituido la nueva corporación municipal, la primera en la que hay más mujeres que hombres, que representará los intereses de la ciudadanía.

José María González ha sido elegido alcalde por ser la lista que más votos recibió durante las pasadas elecciones del 26 de mayo después de que en una primera votación de la nueva corporación obtuviera 13 votos, Juan José Ortiz (PP) seis y Domingo Villero (Ciudadanos) tres. El Partido Socialista no ha presentado candidatura a la Alcaldía.

Tras se proclamado como alcalde de Cádiz, José María González ha asegurado que el proyecto de ciudad que defenderá durante este mandato “es un proyecto colectivo, integrador y centrado en las personas” en el que “el Ayuntamiento seguirá siendo el primer apoyo y el primer escudo contra cualquier injusticia”.

González ha hecho un retrato de la ciudad “heredada” del anterior equipo de Gobierno, “una ciudad con 275 millones de euros de deuda y al borde de la intervención; un Consistorio que le debía a los proveedores hasta 50 millones de euros y realizaba los pagos a los 119 días”. Tras estos últimos cuatro años, se ha rebajado esta deuda a proveedores hasta los 5 millones de euros y el pago medio a 30 días.

“Heredamos también, hace sólo cuatro años, una ciudad en la que se produjeron en 2014 nada menos que 284 desahucios”, ha señalado el alcalde de Cádiz. “Casi todos los días, alguna familia de esta ciudad se veía en la calle con una mano delante y otra detrás. Por eso, nada más llegar, en los primeros meses de Gobierno, pusimos en marcha un protocolo que ha intervenido en 387 casos. Hasta 387 familias han sido atendidas por los técnicos y trabajadoras municipales para frenar la sangría que sufría la ciudad”.

Como ejemplos de la gestión ha destacado el suministro mínimo vital de agua, la construcción de una ciudad más justa y libre con la confección y aprobación del primer plan contra la violencia de género y contra la LGTBIfobia y a favor de la diversidad sexual que “nos hacen avanzar hacia un Cádiz diverso, inclusivo, libre y feminista”.

José María González ha hablado de los proyectos que continuarán y emprenderán a lo largo de este mandato. “Queremos mirar al futuro, y queremos hacerlo con un Gran Pacto por el Empleo que implique a todas las administraciones, sindicatos, organizaciones, población civil y colectivos para sacar a la Bahía de Cádiz de este desempleo que nos quisieron hacer creer que es endémico, que forma parte del clima, de condicionantes externos y que no tiene solución”.

González ha apostado por “el empleo verde, en el que se sigan potenciando las energías renovables para que se conviertan en un generador de trabajo al tiempo que consolida un Cádiz sostenible, de energías y aire limpio, que ahorra en sus facturas y aprovecha sus recursos naturales. Seguir potenciando la instalación de plantas fotovoltaicas es un objetivo primordial que deriva en puestos de empleo al tiempo que reduce la contaminación y ahorra en las facturas. Porque muy pronto, estaremos en disposición de ofrecerle a los clientes de Eléctrica de Cádiz la posibilidad del autoconsumo”.

En políticas de vivienda, el alcalde de Cádiz ha apostado por “seguir trabajando para que la vivienda sea un derecho y no ladrillos con los que especular”. Así ha afirmado que “la vivienda social, es el camino, la garantía de que nuestros barrios no se van a convertir en parques temáticos donde la actividad turística descontrolada termine por expulsar al gaditano”. Para ello, se “potenciará el carácter humano de Procasa, una empresa municipal que hoy vela por la situación habitacional de las personas y que tendrá como cimientos al nuevo Plan de Vivienda”.

José María González ha hecho referencia también a uno de los proyectos estrellas de su mandato como es el refuerzo del cinturón universitario frente al mar. “Crezcamos con nuestros jóvenes asumiendo el derecho a la Universidad y la Educación Pública. Una Universidad y una Educación Pública por la que pelearemos, que cuidaremos y protegeremos desde esta institución porque es irrenunciable y lo público lo llevamos grabado en la piel”, ha añadido.

González ha finalizado su discurso de investidura asegurando que “cada minuto de este mandato me dejaré la piel por mis vecinos y mis vecinas”. “Seremos el muro de contención ante cualquier injusticia, las voces y los rostros de un proyecto colectivo arraigado en la ciudad; seguiremos buscando, trabajando y luchando por una ciudad y un mundo más justos”.