Redacción | Cádiz.- El alcalde de Cádiz, José María González, ha afirmado hoy que “pese a los intentos de obstaculizar del Partido Popular, estamos más cerca de saber por completo lo sucedido en el barrio de Loreto”. Y lo “hacemos porque este fue el compromiso al que llegamos con los 14.000 vecinos del barrio de Loreto, quienes dos años después, aún siguen sin tener una respuesta convincente sobre lo que pasó esos días”.

José María González ha explicado que la sesión de la Comisión de Sostenibilidad celebrada hoy tenía previsto la comparecencia de los responsables de los informes realizados sobre el corte del agua de Loreto. Sin embargo, “tanto el antiguo gerente como al antiguo director técnico, a quienes se les iba a pedir que ratificasen y defendiesen el informe, han declinado acudir”. González ha señalado que “no sabemos si esta declinación responde a alguna estrategia para alargar los plazos o aplazar lo que ya es inaplazable, que es acercarnos definitivamente a la solución de esa enorme incógnita que todavía pesa sobre Loreto”.


En este sentido, el alcalde ha recalcado que “lo que es una realidad incontestable es que el único informe que se ha defendido en la comisión es el elaborado por los actuales técnicos que, lejos de sesgos, se reduce a enumerar una serie de datos como que el 3 de octubre se debió informar a las autoridades sanitarias de la detección de un crecimiento anormal de bacterias en el suministro y no se hizo hasta el 13 de octubre como así lo señala los laboratorios de la Universidad de Cádiz”.

José María González ha hecho subrayado que el Partido Popular “sólo intenta entorpecer el proceso porque su único objetivo es que no se esclarezca lo que pasó. De hecho, el señor Romaní, presente en la Comisión, no ha respondido a ninguna de las preguntas que se les ha planteado como si conocían que el día 21 de septiembre se iban a abrir tres válvulas en el barrio de Loreto con el incumplimiento del protocolo de autoprotección que eso implicaba y no han respondido. Se les ha preguntado si conocían los correos de la Universidad de Cádiz en los que comunicaba a Aguas de Cádiz, que en vista de los resultados positivos de los análisis bacterianos, debían ponerse en contacto con las autoridades sanitarias y no ha respondido. Lo que han hecho es esconderse detrás del informe presentado por los anteriores técnicos de Aguas de Cádiz”.

Por último, el alcalde ha hecho un llamamiento al Partido Socialista y Ciudadanos, que también forman parte de la comisión, para que “se posicionen claramente ante un informe claro porque la equidistancia aquí no sirve”.

PUBLICIDAD
Compartir con: