publicidad


El candidato y concejal del Grupo Municipal del Partido Popular de Cádiz, Juancho Ortiz, recabó ayer “un rosario de abandonos e incumplimientos del Gobierno Local con el barrio de El Pópulo” en el transcurso de una reunión y visita realizada con representantes de la Asociación de Vecinos Los Tres Arcos y la de Comerciantes de la zona a la que acudió con varios miembros del Comité Local del PP de Cádiz.

Los vecinos de El Pópulo pidieron a Juancho Ortiz que transmitiera al Gobierno Local su malestar por el hecho de que el barrio ha sido, por segunda vez, olvidado en el pliego del alumbrado extraordinario de Fiestas, por lo que –nuevamente- sus calles no lucirán ningún tipo de exornos para Carnaval cuando acoge, sobre todo entre semana, una gran afluencia de aficionados a las agrupaciones callejeras. El concejal popular se comprometió a elevar una pregunta al alcalde, ya que para el próximo pleno, 22 de febrero, seguramente sea tarde para poder enmendar esta situación.

Multas a vecinos y comerciantes, falta de limpieza y abandono

Los representantes vecinales también denunciaron a Juancho Ortiz la cada vez más frecuente imposición de sanciones por parte de Policía Local a vecinos y comerciantes del barrio que tenían permisos concedidos para entrar a dejar familiares o descargar mercancías con sus vehículos y ahora, que ha dejado de funcionar el bolardo retráctil que se instaló cuando se peatonalizó la zona, están a merced de la captación de estas supuestas infracciones por parte de una cámara instalada para tal efecto en la entrada a Fray Félix por el Campo del Sur.

Calles sucias y pocos iluminadas según denunciaron los representantes de los vecinos y pudieron comprobar los asistentes a la reunión fue otro de los puntos abordados en la cita. Juancho Ortiz señaló al respecto que “desgraciadamente no es un problema específico de El Pópulo, sino de toda la ciudad. Por mucho que intente esconder el alcalde su ineficacia en esta como en otras muchas áreas, las calles están ahora mucho más sucias y oscuras que hace unos años”.

Muralla del Campo del Sur, aparcamiento y carril bici

Los vecinos de El Pópulo tampoco entienden por qué no se abre en ningún momento ni ningún día el Patio Medieval que linda con el lienzo amurallado y el Arco de los Blancos y daba acceso a la Galería de Artesanos de San Antonio Abad y mostraron su temor a que el estado de abandono de la muralla y del enclave en general vaya a más. Del mismo modo mostraron su preocupación por la falta de actuación en el socavón que se produjo hace ya casi un año en la zona del Campo del Sur a la altura del Colegio Público del mismo nombre.

Juancho Ortiz se comprometió con los vecinos a informarles sobre la situación de la actuación –al parecer paralizada ahora mismo- en el Teatro Romano, ya que los representantes de la entidad dijeron no conocer nada al respecto. Otro de los puntos tratados en la reunión fue la falta de aparcamiento en los aledaños del barrio y, sobre todo, la preocupación de los vecinos por la incidencia en este problema que pueda tener la proyección del carril bici en la zona.

Un intento por ahora fallido

Por último lamentaron también el intento de la Delegación de Fiestas del Ayuntamiento de Cádiz de llevarse a otra zona de la ciudad de la celebración del acto de entrega del Premio Antifaz Violeta de coplas por la igualdad y la diversidad afectivo sexual y de género que crearon y organiza esta entidad con la colaboración de la Fundación Municipal de la Mujer y que se celebra en el Patio Medieval. Este hecho, unido al nuevo olvido del barrio en el alumbrado de Carnaval  y la falta de atención por parte de los actuales concejales de Gobierno hizo que los representantes vecinales mostraran a Juancho Ortiz su pesar por lo que consideran un maltrato al barrio de El Pópulo.

Juancho Ortiz por su parte se comprometió a recuperar para su campaña “las propuestas que hicieron de El Pópulo un barrio cuidado, limpio y bien iluminado. La rehabilitación del barrio primero y su peatonalización posterior hizo que esta zona de la ciudad hace décadas olvidada por la administración se convirtiera por derecho propio en uno de los puntos de atracción de turistas y gaditanos más destacados. Pero es cierto que para eso hay que hacer un trabajo diario, constante y con un gran esfuerzo. No se consiguió por arte de magia, consistía en una labor de los concejales y los funcionarios municipales pero sobre todo en una coordinación con la asociación vecinal y los comerciantes en la que ellos nos denunciaban las deficiencias y nosotros intentábamos llegar a todo lo posible. Ahora lo que hay es abandono e incomunicación”.