publicidad


El centro comercial y de ocio Bahía Sur de San Fernando (Cádiz) trae este viernes a la finalista de Operación Triunfo Julia Medina al Parking Azul, frente a El Corte Inglés, en un evento para la firma de ejemplares del primer disco de la artista isleña, organizado conjuntamente por ambos centros.

En el acto, que se desarrolla desde 17:00 a 19:00 horas, los asistentes podrán disfrutar de la compañía de esta joven artista, en la que diez de ellos podrán tener un CD y un pase especial doble para la firma gracias a la tarjeta BahíaSur Club. Para acudir a la firma es necesario presentar el disco junto al ticket de compra de El Corte Inglés. El acto tiene aforo limitado a 400 firmas con acceso por orden de llegadas.

Para participar en el sorteo de los 10 pases VIP, solo hay que acceder al registro a través de la web del centro comercial e introducir el número de BahíaSur Club. Este club cuenta con ofertas personalizadas, eventos y animaciones, además de servicios gratuitos como el préstamo de bicicletas y prismáticos o el empaquetado de regalos.

La joven, que empezó a cantar antes de los 13 años, comenzó su andadura en las misas infantiles de un coro parroquial, estuvo presente en conciertos esporádicos en distintos bares de su localidad y se presentó a casting como el del programa La Voz. Además de ello, Medina también ha destacado durante todo este tiempo en Youtube, donde hace covers y vídeos.

Nacida en San Fernando (Cádiz), Julia es amante de la música gracias a su madre, profesora de música de un colegio de la localidad. Aunque ella se define como “una chica tímida pero cariñosa”, lo cierto es que quienes la conocen aseguran que tiene “una gran seguridad” que demuestra encima del escenario. Tanto es así, que ha quedado como quinta clasificada en Operación Triunfo.

Esta gaditana se está haciendo un hueco entre todos los públicos y actualmente cuenta con más de 11.400 seguidores en Youtube, un total de 102.000 seguidores en adeptos en Twitter; así como con 41.700 seguidores en Instagram, donde escribe en una publicación: “Déjenme volar, déjenme caer, tropezar, resbalar, porque todo es aprendizaje, porque lo triste sería no soñar”.