Redacción | Chipiona.- La Consejería de Fomento y Vivienda, a través de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, ha sacado a licitación la obra de dragado de conservación de la dársena deportiva, canal de acceso y bocana del puerto de Chipiona, por importe de 530.000 euros, con el objetivo de facilitar unas óptimas condiciones de navegación y atraque tanto a la flota pesquera como la de recreo con base en esta instalación. Parte de la arena extraída de los fondos marinos se reutilizará en la regeneración de la playa de La Micaela, en el mismo municipio chipionero.

Las empresas interesadas en el este concurso público disponen de plazo hasta el próximo día 23 de marzo para presentar sus ofertas. Posteriormente la Agencia de Puertos evaluará las propuestas y realizará la adjudicación, disponiendo en todo caso la empresa contratista de un plazo de tres meses para la ejecución de los trabajos.

Se dragarán dos zonas distintas. Por una parte, la dársena deportiva, de la que está previsto extraer unos 18.900 metros cúbicos de materiales, a fin de obtener un calado mínimo de tres metros de profundidad. Se realizará el desmontaje de las instalaciones de atraques que resulte necesario, tanto pantalanes como fingers, y su posterior reubicación.

Por otra parte, se dragará la bocana y canal de acceso al puerto para obtener un calado mínimo de 2,5 metros en la máxima bajamar del año, para lo cual será necesario extraer unos 14.600 metros cúbicos de arenas de los fondos marinos. Una vez confirmada la aptitud del material, se prevé reutilizar estas arenas en la regeneración de la playa de La Micaela, mientras que las procedentes de la dársena deportiva serán vertidas en vaciadero  autorizado por Capitanía Marítima. Para el seguimiento de la obra en general, y en particular de la reutilización de materiales, se seguirá un plan de vigilancia ambiental coordinado por un técnico especialista.

El puerto de Chipiona está gestionado directamente por la Agencia Pública de Puertos de Andalucía y posee, por una parte, una dársena deportiva con 453 atraques y, en el extremo opuesto del recinto, una zona pesquera en la que tienen su base 52 barcos de modalidad artesanal, que faenan mayoritariamente en el Golfo de Cádiz y cuyas principales capturas son langostinos, acedías, corvinas, galeras, chovas, jureles, chocos, mojarras y herreras.