La delegada territorial de Salud y Familias, Isabel Paredes, ha acudido  a Sanlúcar para mantener una reunión con la primera teniente de alcalde y responsable de Servicios Sociales del Ayuntamiento de este municipio, Teresa Rúa, para aunar esfuerzo en torno a la asistencia sanitaria estival, abordando las necesidades reales de la población. 

A este encuentro han asistido la gerente del Área de Gestión Sanitaria de Jerez, Costa Noroeste y Sierra, María José Cano, y los coordinadores asistenciales y de cuidados de este Sanlúcar, que cuenta con dos centros de salud, Barrio Alto y Barrio Bajo y tres consultorios: Algaida, Bonanza y La Dehesilla. 

Paredes ha destacado la importancia de la colaboración entre administraciones y la necesidad de mostrar “cercanía” a la población. En esta reunión han aunado puntos de encuentro para facilitar la mejor calidad asistencial en Sanlúcar este verano, donde hay una planificación respaldada por criterios técnicos y de optimización de los recursos.

En este sentido, pese a que dicha planificación contemplaba un aumento de profesionales en la línea del 11% más de contrataciones en la provincia con respecto al verano del año anterior, “la realidad es que hay un déficit de sanitarios, por lo que no conseguimos contratar a todos los que quisiéramos, pero seguimos en la búsqueda”, ha señalado Paredes. Es por ello, que se han rentabilizado los recursos existentes, atendiendo a las necesidades reales de la asistencia sanitaria en el municipio, una medida que es objeto de un control, seguimiento y evolución permanente.

Por ello, la reunión  tendrá una continuación el próximo día 18 de julio, para poner sobre la mesa el estado de la asistencia sanitaria en la localidad; mientras tanto, la delegada de Salud y Familias ha reiterado su compromiso de aumentar los recursos, que depende de que se palie el déficit de profesionales para contratar que afecta a toda la comunidad.